miércoles 25/11/20

El camino peatonal que rodea el Puerto Exterior se abrirá este mes

La Autoridad Portuaria invirtió 566.000 euros en la obra que unirá la senda con el paseo costero de Arteixo

El cierre perimetral con el complejo industrial al fondo | quintana
El cierre perimetral con el complejo industrial al fondo | quintana

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria celebrado la semana pasada dio el visto bueno a las actuaciones de construcción de un cierre perimetral y una zona de paseo en el entorno del Puerto Exterior de punta Langosteira, por lo que desde la institución afirman que la senda peatonal podrá usarse “ya a mediados de este mes”. Además, la administración logró un ahorro considerable respecto al precio de licitación, una tendencia que ha ido marcando en los últimos años.

En agosto de 2017 el Puerto licitó una obra para hacer un cierre de la dársena exterior por casi un millón de euros con el objetivo de cambiar el endeble vallado que separaba los terrenos de esta entidad pública de aquellos que pertenecían a distintos vecinos de localidades como Suevos (Arteixo). El plan, que también venía a ser una mejora de la seguridad y protección del complejo industrial y de los propietarios ajenos –por si caían al vacío–, se aprovechó para dar cabida a una vertiente destinada al ocio general. 

Después de rebajar la inversión desde los 861.177 euros (con el IVA incluido) de partida a 566.000 euros, fuentes de la Autoridad Portuaria explican ahora que el cierre “está prácticamente acabado, para poder usarse ya a mediados de este mes”. Es decir, a priori el público podría circular por la zona ya a partir de la semana que viene. 

La senda peatonal que se ha habilitado al mismo tiempo que el cierre mide cuatro metros de ancho y está destinada al paso de viandantes y ciclistas, si bien también facilitará que el personal de seguridad del Puerto pueda patrullar en coche. 

Un mirador para los curiosos
Las primeras imágenes de la zona dejan ver que los caminantes tendrán la oportunidad de seguir los trabajos de carga y descarga de los mercantes en la línea de atraque o, incluso, los proyectos que están ejecutando tanto la refinería de Repsol como el propio Puerto, este último para aumentar la longitud del cantil uniendo dos muelles con un tercero en plena ejecución. 

El espacio será de libre acceso para todos los vecinos y turistas pero beneficiará especialmente al municipio de Arteixo, como ya reconoció en su momento la corporación de la localidad, puesto que el camino se une al largo paseo por el litoral que parte de los arenales de Sabón. 

Así se extenderá mucho más el itinerario costero que pasa junto a varias playas, ya que solo la senda financiada por el Puerto al tiempo que impedía el acceso libre a sus terrenos dedicados a la industria tiene alrededor de cuatro kilómetros de longitud. 

Expropiaciones antiguas
Respecto a las cuestiones más técnicas del plan, las mismas fuentes comentan que consistió en la colocación de una valla de 2,50 metros de altura que se apoya sobre un zócalo creado en hormigón de medio metro. 

Este elemento “tiene un tratamiento anticorrosión, que garantiza la durabilidad en zonas de clima adverso” como puede ser la parte alta de la montaña en la que se impulso el Puerto Exterior. 

En el documento que justificaba la actuación se aclaraba que la malla que existía anteriormente también estaba muy dañada tanto por el paso de cazadores como por animales, ya que se entiende que fue un coto de caza en algún momento. Las expropiaciones del espacio necesario ya se habían hecho para dar vida a Langosteira, que cada vez tiene una mayor actividad, y los técnicos aprovecharon en el proceso algunos caminos existentes.

Comentarios