miércoles 20/1/21

Una caminata para mostrar que los raros somos todos

Una marea amarilla tomó ayer por la mañana el Paseo Marítimo pero no fue la arena movida por la ciclogénesis lo que brilló sino la solidaridad de los coruñeses.

Cientos de personas caminaron acompañadas de representantes municipales	javier alborés
Cientos de personas caminaron acompañadas de representantes municipales javier alborés

Una marea amarilla tomó ayer por la mañana el Paseo Marítimo pero no fue la arena movida por la ciclogénesis lo que brilló sino la solidaridad de los coruñeses. Los paseantes, participantes de la primera caminata solidaria en favor la Fundación Isabel Gemio, la Federación Española de Enfermedades Raras (Feder) y la Asociación Española de Enfermedades Neuromusculares (Asen), se contaron por cientos, lo que conllevó una recaudación de fondos muy positiva.
Bajo el lema “Todos somos raros, todos somos únicos” y con unas camisetas amarillas no aptas para supersticiosos –el alcalde, Carlos Negreira, y los concejales Francisco Mourelo, Miguel Lorenzo y Roberto Coira no dudaron en ponérselas– todos pusieron rumbo a la Torre a las 11.00 horas de la mañana.
“Cada persona es una y todos tendremos nuestras rarezas”, destacó la directora técnica-sanitaria de la Federación Galega de Enfermedades Raras e Crónicas (Fegerec), Carmen López, para aclarar el eslogan.
El objetivo de tan peculiar evento, en el que participaron ciudadanos anónimos y afectados por numerosas dolencias extrañas, no fue otro que dar a conocer a unas enfermedades raras que cada vez lo son menos.
“Lo que pretendemos es visibilizar esta situación por la que pasan más de 200.000 personas en Galicia”, resaltó el alcalde, Carlos Negreira. Así recordó que la federación autonómica agrupa a nueve asociaciones y más de 1.100 personas a las que hay que ayudar para que “participen más y mejor de la sociedad y en mejores condiciones”.
“Isto xa non é por un tema económico senon porque se saiba que existen”, comentó López antes de ponerse al frente del grupo. No obstante, recaudar fondos para proseguir con la investigación fue el otro gran reto que se marcaron ayer. El 75% de lo recaudado irá a parar a ese servicio público mientras que el 25% restante permitirá llenar de aire el pulmón del tejido asociativo que da apoyo a los enfermos y sus familias.
Con el doble objetivo se juntaron varios cientos de personas “de todas as idades”, desde niños a mayores. Aquellos que no tuvieran oportunidad de hacerse con su camiseta reivindicativa –todas rezaban “Soy raro, soy único”– pueden hacer sus donativos mandando un sms con la palabra “raros” al 28030 o aguardar a la cuestación popular del próximo fin de semana.
La otra opción la dejó en el aire el alcalde, Carlos Negreira, pues confesó: “Queremos que esta carrera que hoy empieza tenga su reflejo todos los años y vaya a más; queremos que esté en el calendario oficial como un símbolo”. n

Comentarios