domingo 20.10.2019

El cambio de año eleva los precios de los taxis, los peajes y algunos locales de hostelería de la ciudad

Las previsiones apuntan a carros de la compra más caros y una reducción del precio del autobús urbano

El buen tiempo animó a la gente a tomar algo en las terrazas de los pocos bares que abrieron | pedro puig
El buen tiempo animó a la gente a tomar algo en las terrazas de los pocos bares que abrieron | pedro puig

Cada 1 de enero los coruñeses se despiertan con el anuncio de alguna subida de tasas públicas, aunque los sueldos no siempre vayan en esa misma línea ascendente, y ayer no iba a ser una jornada distinta. Con el cambio de año, los vecinos se toparon con que hay que pagar más por los taxis, por consumir en algunos bares y por los peajes, si se utiliza la autopista AP-9 para moverse más rápido por el área metropolitana. Hoy, cuando vuelvan a abrir los supermercados, también se esperan novedades que no sentarán nada bien a los bolsillos, si bien el Ayuntamiento ha prometido una bajada del billete del autobús urbano a partir de febrero.

Recién estrenado 2019, los más madrugadores –que salieron a pasear por la ciudad en masa debido al buen tiempo– descubrieron nuevas subidas de precio. Una de las que más disgustos ha generado para el público es la de los taxis, que se incrementan en un 2,5%, después de pasar cuatro años congeladas. A pesar de que las centrales de este transporte público están contentas con el incremento, la amenaza de la competencia a través de la plataforma Cabify, que se acaba de implantar en A Coruña, estará presente durante todo el año.

Aunque no se había anunciado previamente, otra de las subidas con las que han chocado los consumidores es con la de las facturas al acudir a algún local de hostelería. El sector reconoce que con el año nuevo las marcas les suben el precio de los productos que les sirven de manera que, pese a que en general se intentará no repercutir esos precios en el cliente final, ayer algunos vecinos tuvieron que pagar más al acudir a tomar algo a alguno de los pocos establecimientos de hostelería que abrieron en el municipio. 

Desplazamientos 
Este susto tan característico de principios de año se lo llevaron  igualmente algunos coruñeses o visitantes que se desplazaron ayer por la autopista AP-9. Después de soportar hasta dos aumentos de las tasas en 2018, la concesionaria de la infraestructura volvió a dar un palo al bolsillo de los usuarios ayer mismo. 

El coste varía en función del trayecto pero, por ejemplo, moverse desde A Coruña a Fene, Narón o Ferrol sale 20 céntimos más caro que el 31 de diciembre. Hoy es probable que continúen las malas noticias para las economías familiares dado que en los supermercados también se notarán ascensos en algunos precios e, incluso, las panaderías podrían variar los costes de 2018. 
A nivel general, los expertos auguran una subida de las hipotecas y se sabe que enviar una carta, viajar en trenes Avant o Media Distancia de Renfe o hipotecarse, saldrá algo más caro este 2019. 

En contraposición a todos estos ascensos, el Gobierno local prometió que a partir del 1 de febrero reducirá mínimamente el coste del billete del autobús urbano a pesar de que la empresa concesionaria está en contra de la medida. No obstante, la Marea estudia modificaciones “con respecto a alguna ordenanza que no tiene devengo anual”.

Comentarios