lunes 3/8/20

Las cámaras grabaron lo que ocurrió dentro del Mini siniestrado el martes

A la espera de que se pueda interrogar a los jóvenes hospitalizados que fueron heridos en el siniestro de la madrugada del lunes al martes, que se cobró la vida de un adolescente de 16 años

El cruce con la ronda de Outeiro fue el escenario del siniestro | javier alborés
El cruce con la ronda de Outeiro fue el escenario del siniestro | javier alborés

A la espera de que se pueda interrogar a los jóvenes hospitalizados que fueron heridos en el siniestro de la madrugada del lunes al martes, que se cobró la vida de un adolescente de 16 años, los investigadores de Atestados han visionado repetidas veces las grabaciones de las cámaras que se encuentran en Alfonso Molina. Aunque su contenido no ha trascendido sí se sabe que las grabaciones permiten vislumbran el interior del Mini Cooper con capacidad para cuatro personas y en el que viajaban los cinco jóvenes.
Eso significaría que los investigadores habrán podido visionar por lo menos parte de lo que ocurrió justo antes de que el pequeño vehículo diera un volantazo que acabó en derrapaje y vuelco a la altura de la ronda de Outeiro y que, hoy por hoy, sigue siendo una de las principales incógnitas de la investigación. El estudio del escenario apunta a que viajaban por encima del límite de velocidad de 89 kilómetros por hora.
 

Todavía ingresados
Los cuatro jóvenes de entre 16 y 20 años de edad heridos continúan recuperándose de sus heridas, pero el Complejo Hospitalario Universitario no facilita partes médicos sobre los jóvenes a petición de las familias. El martes ingresó en el Hospital A Coruña la joven C.O.G.P., de 20 años, con fracturas abiertas en una pierna, debido a las que fue operada. Mientras, la otra chica operada, de 16 años de edad, fue hospitalizada con traumatismo abdominal y pronóstico grave.
Por su parte, el conductor del vehículo, P.B.P., de 20 años, presentaba traumatismo craneoencefálico. El otro varón ingresado, J.S.C.A., de 18 años, sufrió también traumatismo craneoencefálico, además de golpes y contusiones. Ambos fueron hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos con pronóstico grave.

Comentarios