viernes 27/11/20

Cae una banda que traficaba con hachís y cocaína en el Orzán desde hacía años

La última operación antidroga había tenido lugar en marzo en el punto negro de Monelos.  / Pedro Puig
La última operación antidroga había tenido lugar en marzo en el punto negro de Monelos. / Pedro Puig

El coronavirus ha afectado la actividad a todos lo niveles, incluido el policial, pero este mes la ciudad registró la desarticulación de una banda importante que se dedicaba al tráfico de drogas (hachís y cocaína, principalmente) en la zona de copas del Orzán: sus tres miembros cuentan en su haber con numerosos antecedentes. La operación, dirigida desde el juzgado de instrucción número tres de A Coruña,  estuvo protagonizada por agentes adscritos a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Ferrol-Narón, pero también fue importante la colaboración de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) de A Coruña. Los tres detenidos se hallan en prisión provisional.

Es uno de los golpes más importantes contra el tráfico de drogas a nivel local que se ha registrado este año, marcado por la pandemia. Mientras que en 2019 se dieron varias aprehensiones importantes, 2020 registró poca actividad. Sin embargo, fuentes policiales destacan la importancia de esta operación, porque ha permitido desarticular una banda que llevaba operando varios años en el centro de la ciudad, verdaderos veteranos del narcotráfico.  

Kilo y medio de cocaína

En realidad, solo el cabecilla se encargaba de la zona del Orzán, la más provechosa, mientras que sus dos subalternos se ocupaban de abastecer el resto de la ciudad. En realidad, la escala de sus operaciones era mayor, porque llegaban a suministrar a otras provincias gallegas.  Esto explica que en los registros practicados la Policía Nacional lograra intervenir más de 25 kilos de hachís, más de 1,5 kilos de cocaína, 40 gramos de MDMA, además de pequeñas cantidades de ketamina, marihuana, speed y más de dos kilos de sustancia de corte

Según reveló la investigación, el hachís lo conseguían gracias a un contacto en Huelva, a donde viajaba uno de los detenidos periódicamente. Los agentes esperaron el momento oportuno para efectuar el arresto. Meses de vigilancia paciente permitieron identificar varios de los escondrijos donde guardaban las drogas y cuando se decidió que había llegado el momento, interceptaron a los compradores de la banda con la droga encima.

Una vez realizadas las primeras detenciones, los agentes de la Udyco pudieron proceder a la detención del resto de los sospechosos y al registro de sus viviendas. En dichos exámenes se pudieron encontrar no solo las drogas anteriormente citadas sino también sustancias de corte.

Todo ello fue enviado para su análisis al laboratorio de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno. Igualmente, los investigadores se incautaron de más de 22.000 euros en efectivo, así como de varias básculas de precisión y cinco vehículos.

Comentarios