Viernes 22.03.2019

Breogán Park inicia la captación de empresas para reconvertir Dolce Vita mientras evita el acceso al edificio

Ultima las licencias y el proyecto y ha colocado obstáculos en el entorno del inmueble  para prevenir accidentes 

En los antiguos accesos al aparcamiento se han colocado bolsas con tierra para evitar el estacionamiento | javier alborés
En los antiguos accesos al aparcamiento se han colocado bolsas con tierra para evitar el estacionamiento | javier alborés

La empresa Pelayo Capital, responsable del futuro parque comercial Breogán Park que se instalará en el terreno que ocupa el centro comercial Dolce Vita  en A Grela, ha iniciado las negociaciones con distintos operadores de sectores como la alimentación o el bricolaje para cerrar su llegada a las instalaciones que se inaugurarán en 2021. Esta tarea de reactivación de un polo comercial del polígono coincide en el tiempo con la despedida de los establecimientos instalados en Comcor y del propio recinto, que según los trabajadores, echará el cierre en marzo. Precisamente antes fue Dolce Vita, en donde la actual propietaria ha colocado varios elementos que obstaculizan el aparcamiento en los antiguos accesos para evitar accidentes por el deterioro del inmueble. 


Aunque la aparición de vallas y otros elementos impidiendo el aparcamiento en los accesos del centro comercial Dolce Vita –que se clausuró en enero de 2014– y en algunas plazas de los alrededores hizo prever a las empresas vecinas el inminente inicio de las obras de demolición y reconversión en el parque comercial Breogán Park, la empresa responsable del proyecto explicó ayer que todavía no hay una fecha para el inicio de los trabajos. 


Lo que sí ha empezado es el proceso de negociación con diferentes firmas para lograr su implantación en el nuevo concepto de venta que se estrenará en la primavera de 2021, algo en lo que se trabaja en paralelo a la tramitación de los permisos y la finalización del proyecto encargado a Dokei Re. “Los movimientos que se están viendo son del servicio de mantenimiento del centro comercial y son preventivos para que no ocurran cosas”, aclaran las mismas fuentes. 

Pintadas, basura y caídas
Preguntadas por ese aumento de la seguridad –que parecía una liberación de las puertas del aparcamiento subterráneo y las zonas cerradas al público para introducir materiales de obra–, reconocen que el interés es evitar accidentes con los conductores que aparcaban en esas zonas en particular o daños en los propios vehículos, dado que son conscientes de que el inmueble está deteriorado después de cinco años de abandono. De hecho, la maleza que se ha hecho fuerte en las zonas ajardinadas, la basura y las pintadas se acumulan alrededor del edificio y hay elementos que se han caído o han sido objetivo de los vándalos.

La firma que está detrás del proyecto es propietaria desde hace relativamente poco y desde el primer momento ha tenido un plan de recuperación en mente que es “reconvertir el centro comercial en parque comercial”, que es un concepto distinto. Por el contrario, el polígono perderá otro emblema como es Comcor.

Comentarios