Borja Tosar | “Solo aguantaríamos entre veinte y treinta segundos en Marte sin la escafandra”

El astrofísico Borja Tosar impartió ayer una charla en el Planetario donde habló de un planeta hostil llamado Marte que se podría tocar. No mañana, pero sí en años. Para hacerlo habitable.

Borja Tosar | “Solo aguantaríamos entre veinte y treinta segundos en Marte sin la escafandra”
El especialista habló de la “Terraformación de Marte” en la Casa de las Ciencias | candela prieto
El especialista habló de la “Terraformación de Marte” en la Casa de las Ciencias | candela prieto

El astrofísico Borja Tosar impartió ayer una charla en el Planetario donde habló de un planeta hostil llamado Marte que se podría tocar. No mañana, pero sí en años. Para hacerlo habitable. Calentándolo en el micro y haciéndolo macro. Con océanos que serían vida. Capa de ozono y atmósfera. Hoy, el hombre no sobreviviría más de 30 segundos, pero la cuestión, como en todo, es querer porque querer es poder y Borja es el primero que quiere ponerse a la cola.

¿Qué hace falta para ir a Marte?
Hacen falta dinero y ganas. La tecnología la tenemos. El empresario Elon Musk fundó Space X, que empezó como una cosa muy loca, pero hoy es el principal contratista de la Nasa. Fue el que lanzó uno de sus coches al espacio, lo puso en órbita a dar vueltas. Es muy mediático y quiere ir a Marte, y con él se está relanzando la carrera especial. Se recobró el ambientillo.

¿Cuánto costaría la misión?
Se calcula que 100.000 millones de dólares, que es el rescate bancario español. Tampoco es algo inasumible. Desde los viajes a la luna quedó todo paralizado.

¿Cuantas veces se fue y por qué todo quedó en stand by?
Fueron seis, cinco alunizaron y uno no llegó a aterrizar. Después hubo misiones intermedias. Fue increíble que se llegase con la tecnología de la época y en este caso, las misiones Apolo fueron una carrera política para demostrar quién era mejor si la Unión Soviética o Estados Unidos, ganó Estados Unidos y hasta hoy. Esto prueba que sí que fueron a la luna porque los rusos no dijeron nada. Cincuenta años después de la Guerra Fría, creo que hemos mejorado y lo siguiente deberá ser una misión de colaboración internacional. Ya las hay.

Cuestionó antes la tecnología que se empleó para ir a la luna, ¿qué cosas se ingeniaron?
Para ir a la luna tuvimos que inventar cosas que después nos salvaron la vida como un tipo de detector de humos, termómetros infrarrojos para bebés, un software con el que se analiza ahora las resonancias magnéticas, algunas partes de los marcapasos.

¿Y ahora? ¿La tecnología está de nuestra parte?
Musk consiguió un cohete un 66% más barato. Está habiendo una revolución, nuevos softwares y hasta los motores se imprimen en 3D, son más precisos y económicos.

¿Se podría ir mañana?
Mañana no porque tendríamos que hacer un cohete, pero en unos años sí. Ahora es un desierto congelado, contamos con que no vive nada. No hay atmósfera ni capa de ozono.

Y una vez en el planeta, ¿cuánto tiempo se sobreviviría con el traje?
Solo aguantaríamos entre 20 y 30 segundos sin la escafandra, lo que soportaríamos sin respirar que por otro parte generaría la hinchazón de los alveolos. No te explotaría la cabeza, pero no sería agradable el desenlace.

¿Cómo se puede hacer para que no sea un planeta hostil?
Ya demostramos que somos capaces de cambiar un planeta así que sería cosa de darle un calentamiento global para que suba por encima de cero grados la temperatura, que se crearan así los mares porque Marte tiene mucha agua y después introducir vida o una especie de capa. Sería una transformación de milenios.

¿Iría a Marte aún sabiendo que tendría muchas opciones de morir?
Sí, porque sales y también te puede atropellar un bus. Ir a Marte es un riesgo pero hay que vivir. Todos a los que nos gusta esto estaríamos encantados de ir. Locos hay bastantes, los primeros astronautas no sabían si en el espacio les latiría el corazón o si se ahogarían en su saliva. Si ofrecen ir de exploración a Marte, habrá cola y yo seré el primero.