domingo 20.10.2019

Los Bomberos rescatan a una mujer que colgaba de la ventana de un quinto piso

El dramático incidente generó gran expectación y obligó a cortar la ronda de Nelle al tráfico media hora
El cruce de la ronda de Nelle con la avenida de Finisterre fue el escenario del suceso | m.q.
El cruce de la ronda de Nelle con la avenida de Finisterre fue el escenario del suceso | m.q.

Los Bomberos efectuaron a las seis menos cuarto de la tarde de ayer un dramático rescate de una mujer que colgaba de una ventana del quinto piso de la ronda de Nelle, a la altura de su cruce con la avenida de Finisterre. Los transeúntes observaron cómo la víctima, de unos 34 años de edad, se encontraba sentada en el alféizar de la ventana, con las piernas colgando por fuera y aferrada únicamente al bastidor. Los servicios de emergencia fueron alertados y minutos después, la autoescalera recogía a la víctima y la depositaba sana y salva en el suelo para después ser trasladada por una ambulancia del 061 al Complejo Hospitalario Universitario.

No está claro cuánto tiempo permaneció la víctima en peligro antes de que pudiera ser rescatada, pero las autoridades calculan que no pudo ser menos de quince minutos. Al parecer, cuando llegaron la víctima todavía se encontraba sentada pero, en un momento dado, se soltó, de manera que solo estaba apoyada con los codos en el alféizar y el resto del cuerpo colgaba de la fachada. Así pasó unos minutos angustiosos hasta que la cesta llegó.

En un primer momento, los servicios de emergencia trataron de llegar a ella de dos maneras: a través de la puerta del piso, y por la ventana, pero la Policía Nacional se encontró con el obstáculo de la puerta cerrada y, además, la llave estaba echada por dentro. Había algún vecino en las plantas inferiores pero desde allí no podían alcanzar a la víctima. Por eso los Bomberos tuvieron que emplear la autoescalera mientras la Policía Local se encargaba de cortar la ronda de Nelle en sentido Riazor.

Gran expectación

La primera llamada de aviso tuvo lugar a las seis menos diez de la tarde, en un momento en el que la ronda se encontraba llena de gente, de manera que fueron varios testigos los que alertaron de lo que estaba ocurriendo. Docenas de personas vivieron momentos de tensión viendo cómo la mujer colgaba de forma angustiosa y escuchando sus gritos mientras esperaban que la dotación de los Bomberos hiciera acto de presencia. Una vez rescatada, fue tapada y colocada en una camilla.

Como la puerta del piso seguía cerrada, los bomberos tuvieron que volver a entrar en el piso para franquear la entrada a la Policía Nacional para que esta pudiera hacer las comprobaciones de rigor, lo que incluía asegurarse de que no hubiera nadie más en la vivienda, como así era. Según los vecinos, hacía pocos meses que la mujer se había mudado, de manera que no estaban al tanto de sus circunstancias personales. La espectacular intervención finalizó poco antes de las seis y media de la tarde.

Comentarios