viernes 20.09.2019

Bomberos registra cuatro deficiencias de seguridad en General Sanjurjo

La avenida de General Sanjurjo se está convirtiendo en un punto negro para el gobierno Local, que mantiene un duelo verbal con la oposición.
La mediana ajardinada instalada el año pasado será eliminada por decisión del gobierno local	patricia g. fraga
La mediana ajardinada instalada el año pasado será eliminada por decisión del gobierno local patricia g. fraga

La avenida de General Sanjurjo se está convirtiendo en un punto negro para el gobierno Local, que mantiene un duelo verbal con la oposición. El PP asegura que la mediana de la vía (que impide aparcar en doble fila) resulta potencialmente peligrosa porque no permite emplear los grandes vehículos con autoescaleras, mientras que el PSOE asegura que no es más que una excusa para cumplir con las promesas electorales que se habían hecho a los comerciantes de la zona, que desean que sus clientes puedan estacionar aunque sea de forma irregular. Y en medio del fuego cruzado, el cuerpo de Bomberos, cuyo jefe, Carlos García Touriñán, firmó ayer un documento en el que se asegura que existen cuatro deficiencias graves de seguridad en esta vía.

El PSOE critica al gobierno local y asegura que obligó
a Touriñán a respaldar
el documento

Una de estas deficiencias es la mediana ajardinada que discurre en el tramo entre la plaza de Cuatro Caminos y la ronda de Outeiro, pero también figuran los bolardos y el mobiliario urbano en la plaza de A Gaiteira, los vehículos aparcados, bolardos, árbol y transformador de Unión Fenosa en el edificio en la plazoleta con los portales 154, 154 A, 156, 156A, 158 y 160. También la zona de Casablanca presenta problemas en sus número 286, 288 y 290.

Todo ello fue recopilado en un informe que se le entregó este mismo mes al responsable del área de Seguridad Ciudadana, el teniente de alcalde Julio Flores que lo esgrimió como la causa razonable para eliminar la mediana. No se trata de que las personas que viven en dichos portales estén desamparadas si tiene lugar un incendio en los pisos superiores, dado que los bomberos tienen métodos alternativos para actuar cuando no pueden alcanzar las ventanas con las escaleras, pero “lo que se pretende con los informes realizados en la actualidad es garantizar la plena operatividad de los vehículos de rescate en altura”.

Autoritario > Sin embargo, el documento no ha servido más que para dar más munición al PSOE, que considera que el alcalde, Carlos Negreira, “queda retratado por su talante autoritario al obligar al jefe de Bomberos a firmar un comunicado que en ningún caso advierte de falta de seguridad en General Sanjurjo”.

Los socialistas señalan que no fue Touriñán el que redactó el documento, sino que solo estampó su firma en él, en lo que consideran un intento de desviar la atención de unas declaraciones que había hecho en las que trataba de tranquilizar al público explicando que los Bomberos tienen medios para actuar en los lugares donde no llegan equipos con la autoescalera Magirus, que tiene una altura de 30 metros y el brazo telescópico, que llega a los 42. Ninguno de estos camiones se puede desplegar en general Sanjurjo porque las calzas que se usan para estabilizar ocupan más espacio que los 3,67 metros de ancho que tiene cada carril de la avenida. Pero eso solo significa que los bomberos deben emplear otros procedimientos.

Para el Ayuntamiento, es importante que la operatividad de los servicios de emergencia sea del 100%. Para el principal partido de la oposición, si existen otros medios que poner en acción en caso de un fuego que son tan válidos como la autoescalera, el problema no justifica la retirada de la mediana, ni los 100.000 euros que se gastarán en demoler la barrera ajardinada y retirar los bolardos que obstaculizan los movimientos de la autoescalera.

De esta manera, los socialistas responden a los reproches del gobierno municipal, que habían echado en cara al principal partido de la oposición que, durante su última etapa en María Pita, se decidieran a modificar General Sanjurjo sin pedir un informe de seguridad a los servicios de emergencia. Lo que Flores definió como “un ejercicio de responsabilidad” deriva ahora hacia un ejercicio de retórica.

Comentarios