viernes 20.09.2019

Los Bomberos evacuan a una pareja por la ventana de un dúplex en llamas en San Andrés

Minutos antes habían tratado de abrirse paso a través de la puerta blindada, causando graves daños

Los bomberos emplearon una autoescalera para rescatar a dos personas | pedro puig
Los bomberos emplearon una autoescalera para rescatar a dos personas | pedro puig

Los Bomberos intervinieron para salvar a una pareja del incendio que se declaró en su dúplex del número 23 de la calle de San Andrés. Aunque el incendio no presentó graves problemas para su extinción, la operación no estuvo exenta de contratiempos. Al final, las dos personas en peligro fueron rescatadas a través de la ventana, pero solo después de que los bomberos abrieran la pared que rodea la puerta del piso en un esfuerzo por llegar hasta ellas antes de que el humo las asfixiara. .

Fueron pasadas las ocho de la mañana cuando se declaró el incendio en el quinto piso del edificio, cuyo portal se encuentra en el pasadizo que une la plaza de la Galera con la calle de san Andrés, lo que impidió que el camión de Bomberos pudiera aparcar delante, y tuvo que operar desde la misma calle de San Andrés. Eso obligó a la Policía Local a desviar la circulación.

El corte se hizo a la altura de la Rúa Nueva y se prolongó durante algo menos de dos horas, a pesar de lo cual no se produjeron graves afecciones en el tráfico, que circuló normalmente por el Paseo Marítimo. Mientras tanto, los dos camiones de Bomberos que se utilizaron en la emergencia se situaron justo antes de la bifurcación.

Cortocircuito en una lavadora
El foco del incendio se encontraba en el cuarto de la lavadora, que comenzó a arder debido a un cortocircuito. Afortunadamente, los habitantes del piso se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo antes de que el humo que generó el cortocircuito les alcanzara, pero no antes de que inundara todo la planta inferior del dúplex. Acorralados, tuvieron que refugiarse en la buhardilla mientras el humo se expandía por el patio de luces. .


“Nosotros nos despertamos porque gritaron que había fuego”, comentaron los vecinos de enfrente. El marido se asomó a la ventana y pudo ver cómo salían cenizas de la ventana del cuarto de la lavadora, pero el humo no llegó a invadir su casa. Pronto se personaron los bomberos y les indicaron que no debían desalojar la casa. “Nos dijeron que pusiéramos una toalla por debajo y que esperáramos”, comenta la esposa.


Mientras tanto, los bomberos, que se encontraban en el rellano descubrieron un obstáculo inesperado: la puerta era blindada, de manera que forzarla era un desafío. No era imposible, pero sí resultaría mucho más lento de lo que era deseable y, al otro lado, la pareja esperaba que los rescataran. Así que tomaron la decisión de picar la pared para arrancar la puerta. En poco tiempo abrieron un boquete del que salía humo, pero la puerta seguía firmemente asentada, de manera que tendrían que seguir picando a su alrededor para arrancarla de la pared si querían entrar.
Por una buhardilla


Mientras tanto, los afectados trataban de llamar la atención de los servicios de emergencia desde la ventana tipo velux de la buhardilla. El problema es que, al seguir la inclinación del tejado, no permitía ver la calle. Además, los bomberos no recibieron información correcta de cuál era la ventana del piso, así que reinaba la confusión. Los afectados, desesperados, intentaban conseguir que alguien les hiciera caso.


Finalmente fueron descubiertos y los bomberos emplearon una autoescalera para rescatarles, al tiempo que empleaban agua para sofocar el fuego rápidamente. La intervención, no obstante, provocó un destrozo en la pared de la puerta de entrada a la vivienda. “No es que no sirviera para nada abrir el boquete, ayudó a ventilar”, comentó un bombero al respecto.

Comentarios