sábado 29.02.2020

Los Bomberos elaborarán unas guías de actuación para los edificios más altos de la ciudad

Animan a las gestorías y comunidades interesadas a ponerse en 
contacto con ellos
Los edificios altos suponen un desafío para los bomberos | quintana
Los edificios altos suponen un desafío para los bomberos | quintana

Uno de los mayores desafíos a los que se pueden enfrentar los bomberos es a un fuego en un edificio a gran altura, en un punto tan elevado que no puedan alcanzar ni con los vehículos provistos de vehículos telescópicos. En un momento de gran tensión, cuando cualquier error puede costar caro, es necesario para los servicios de emergencia saber con precisión qué equipo van a necesitar, para no tener que bajar a por él quince pisos a través de las escaleras. Por eso los bomberos animan a las gestorías y las comunidades de vecinos de todas los edificios coruñeses de más de catorce pisos de altura a llamar al parque y sumarse a una iniciativa voluntaria que permitirá redactar una guía de actuación a mediodía para cada edificio.

Por supuesto, cuando uno piensa en un edificio alto en A Coruña enseguida le viene al a mente la Torre Hercón, que tiene 31 pisos. Pero, desde el parque de A Grela, Víctor Sánchez señala que existen cerca de 84 torres en la ciudad que superan los trece pisos de altura. Es a los responsables de estos edificios a los que está dirigida esta invitación.

Más allá del piso 13

La razón no es otra que el vehículo más grande de los bomberos, el Bronto, está provisto de un brazo telescópico que le permite llegar hasta los 45 metros de altura. “Podemos trabajar en condiciones óptimas hasta un piso 13”, explica Sánchez. Más allá, a partir del catorce, es necesario que los bomberos suban afanosamente por las escaleras (está prohibido tomar el ascensor durante un incendio por el peligro de quedar atrapado) cargando con pesadas mangueras para poder conectar a la boca de incendios que se encuentra al nivel de la calle.

Pero no se trata solo del tendido de las mangueras, sobre lo que hay que hacer un estudio hidráulico. Hay otros factores que tener en cuenta: las medidas de detección, los accesos, la ubicación de los vehículos, si el edificio cuenta con su propio aparcamiento comunitario, si la calefacción es eléctrica o depende de una caldera de gasóleo... Todo esto pasará a formar parte de los archivos de los bomberos, y estará disponible para el caso en que se declare un incendio.

Comentarios