lunes 21.10.2019

El BNG critica que Tranvías sufra fallos informáticos masivos a pesar de las asubvenciones que recibe

Los ecos políticos de la avería del sistema informático de la Compañía de Tranvías, que dejó los buses urbanos sin cobro por tarjeta durante casi diez horas, se sintieron ayer, cuando el Bloque criticó que “malia a enorme cantidade de cartos que recibe do concello, a compañía acrece de plan ante fallos informáticos”.

Los buses sufrieron una avería masiva el martes	javier alborés
Los buses sufrieron una avería masiva el martes javier alborés

Los ecos políticos de la avería del sistema informático de la Compañía de Tranvías, que dejó los buses urbanos sin cobro por tarjeta durante casi diez horas, se sintieron ayer, cuando el Bloque criticó que “malia a enorme cantidade de cartos que recibe do concello, a compañía acrece de plan ante fallos informáticos”. Por su parte, el alcalde, Carlos Negreira, insistió en que se pondrá en marcha una investigación para averiguar las causas del fallo que provocó retrasos de más de media hora en las líneas de bus.
Por otra parte, el Ayuntamiento niega lo que denuncia el Bloque: que la Compañía de Tranvías recibió 9,71 millones de euros de las arcas municipales, puesto que este dinero se entregó para subvencionar el pago del billetes general, social y universitario del año pasado. Además, también están incluidos los descuentos de la última parte de 2012, según Tranvías. Sin embargo, esta política de ayudas no ha servido para evitar continuas subidas del precio del billete debido a que las fórmulas polinómicas pactadas para calcularlo siempre tienden al alza.
Un colectivo que se sintió especialmente afectado por los retrasos de ayer es el de los estudiantes, que comenzaban la jornada con los primeros exámenes de julio, a los que llegaron tarde en algunos casos por culpa de la avería. Los comités abiertos de la Universidad denuncian fueron cientos los afectados y criticaron además la reducción en las frecuencias de línea especial hacia los campus. Sin embargo, desde la propia Tranvías aseguran que no recibieron ninguna queja al respecto.
 Además, el BNG reprochó al Ayuntamiento los continuos fallos de la tarjeta Millennium, que provocan que los usuarios tengan que abonar en el momento la tarifa genérica cuando la máquina de cobro no puede detectarla. Los nacionalistas también señalan que ocurre lo mismo en las máquinas de recarga en efectivo que existen en el interior de las oficinas de Abanca, aunque en este caso solo afecta a las personas que no tienen cuenta en la entidad, porque no se les facilita otra alternativa y pagan el billete sin descuentos.
Por otro lado, el Ayuntamiento ya anunció en su día que sustituirá la tarjeta por la Millennium Plus, medida que se espera que se adopte a finales de este mismo año. n

Comentarios