martes 1/12/20

El BNG afea a la Marea que la remunicipalización de las bibliotecas sea “propaganda”

La licitación por parte de Ayuntamiento de un contrato puente para la gestión del servicio de las bibliotecas municipales hasta que estas pasen a estar gestionadas por Emvusa ha provocado no solo la reacción de los trabajadores afectados y del PP sino también del BNG.

La licitación por parte de Ayuntamiento de un contrato puente para la gestión del servicio de las bibliotecas municipales hasta que estas pasen a estar gestionadas por Emvusa ha provocado no solo la reacción de los trabajadores afectados y del PP sino también del BNG. La formación nacionalista pone en duda que el Ejecutivo local tenga claro que la prioridad en el proceso de remunicipalización de las bibliotecas sean los trabajadores.
Después de analizar la valoración que el comité de empresa de Eulen –actual adjudicataria del servicio– realizó sobre el pliego de condiciones que presenta el Gobierno local, los nacionalistas consideran que tal e como se formula no se garantizan los derechos de los trabajadores, sobre todo en lo que se refiere a la antigüedad y la categoría laboral en la subrogación de los contratos o incluso, en la propia subrogación en algún caso.
“Entendemos que o cadro de persoal das bibliotecas, segundo a propia valoración do comité de empresa de Eulen, non ten garantido os seus dereitos laborais adquiridos no proceso iniciado polo Goberno municipal”, señala la portavoz nacionalista, Avia Veira.
“Esta é outra demostración máis de que toda a propaganda que a Marea Atlántica despregou durante a campaña electoral e durante todo o que vai de mandato a respecto das remunicipalizacións e da defensa do público diante do privado non era máis que iso, propaganda e máis propaganda”, añadió.
El desarrollo del proceso y los plazos necesarios son otras de las preocupaciones del BNG. Considera que tal y como está redactado el pliego de condiciones del futuro contrato se intuye que el proceso para que el servicio pase a ser municipal y estar gestionado por Emvsa necesitará de un período superior al que queda de mandato; algo que para la nacionalista es síntoma del “continúo alongamento na toma de decisións que caracteriza ao Goberno Local, máis que inaceptábel neste caso xa que estamos a falar de máis de 70 familias que viven nunha incerteza desde hai xa 15 meses”.
“Levamos máis dun ano a voltas con esta situación; por acción ou omisión, máis polo último, o Goberno da Marea chegou a un momento de incerteza para co plantel que dubidamos poida incluso resolverse no presente mandato”, critica Avia Veira. 
Cree que el proceso de remunicipalizacion tendrá que terminarlo o Goberno local siguiente “o que amosa –dice– a política de fume e foguetes que se desenvolve desde María Pita”. Asegura que en el BNG intentan interpretar cuál es la intención del Gobierno de la Marea y alerta de dos posibles escenarios: si la Marea pretende “deixarlle un agasallo envelenado ao próximo Executivo local” sería, a juicio de los nacionalistas, síntoma inequívoco de la “pésima xestión” realizada desde el anuncio del proceso de remunicipalización; la otra sospecha, que para el BNG sería del todo intolerable, es que la Marea quiera “realizar, pola porta de atrás unha redución do cadro de persoal, unha mingua dos dereitos laborais adquiridos e unha precarización dos traballadores das bibliotecas municipais”. l

Comentarios