lunes 09.12.2019

Los barrios periféricos denuncian el reparto desigual de las luces de Navidad

El encendido oficial del alumbrado festivo se llevará a cabo el próximo viernes 29 de noviembre
Decorado navideño en la plaza de María Pita | quintana
Decorado navideño en la plaza de María Pita | quintana

A falta de ocho días para el encendido del alumbrado navideño, la ciudad ya se prepara oficialmente para acoger las fiestas. Animación en las calles, mayor consumo para los comercios y ambiente festivo. Esta será la realidad en A Coruña a partir del 29 de noviembre. La instalación de las luces de Navidad comenzó a finales de octubre, aunque no todos los barrios disponen de la misma cantidad de ornamentos. Es más, algunos ni siquiera cuentan con ellos. Esto ocurre, sobre todo, en barrios periféricos, donde desde hace años se quejan de la falta de decoración y de espíritu navideño en sus calles. Pedralonga, Eirís, el Barrio de las Flores, Palavea, O Birloque, Os Castros, Novo Mesoiro, A Zapateira y Bens son, entre otras zonas, las más afectadas por esta distribución desigual del decorado.

“Pedimos un reparto más equitativo, sobre todo para las calles comerciales, donde tendría que haber mayor presencia de luces”, explican desde la Asociación de Vecinos Oza-A Gaiteira-Os Castros. En este distrito coruñés, la repartición de los ornamentos no sigue las necesidades del barrio, tal y como indican los vecinos y comerciantes. “Hay calles donde no hay ni una sola luz y, además, con la cantidad de habitantes que residen en la zona, tendría que haber una mayor proporción”, dicen. En este escenario destacan, sobre todo, las calles próximas al centro comercial, como la calle de Posse, donde “casi no hay luces” y la presencia de comercios es “muy alta”, reconocen.   

Sin presencia de luces

Donde todavía no hay presencia de luces de Navidad y no se sabe si las habrá, es en Palavea y Eirís. En el primero, ya están acostumbrados. “Hace años siempre se ponían cuatro o cinco puntos de luz, el año pasado fueron dos”, recuerdan desde la Asociación de Vecinos Palavea. En esta ocasión, no cuentan con decoración navideña hasta el momento. “Todavía no han puesto nada, por lo que ya se puede adelantar que va a ser insuficiente”, afirman.

“Solicitamos un reparto más equitativo para las calles comerciales”, dicen los vecinos de Os Castros

En Eirís, más de lo mismo. Las calles interiores de la Canteira de Eirís disponen de ornamentos navideños, pero en el resto del barrio la presencia de luces es inexistente. “Preferiríamos alguna luz en la carretera de Eirís, o al menos cerca de ella, para que los vecinos que no viven en ese núcleo las pudiesen ver”, dicen desde la asociación de vecinos. De todas formas, sostienen que les “gustaría un mejor reparto, pero no que se gastase más dinero en eso, ya que el barrio tiene otras muchas necesidades”.

Unido a la iluminación con motivo de las fiestas navideñas, los vecinos de este barrio coruñés recuerdan su petición de mejorar los puntos de luz en pasos de peatones próximos al colegio de Eirís, donde se producen “sustos” todos los días.

Esta solicitud está relacionada con la falta de seguridad vial que hay en el área, donde, tal y como indican desde la Asociación Veciñal de Eirís Uxío Carré, “los conductores superan el límite de velocidad diariamente, lo que provoca un peligro constante para los peatones y residentes de la zona”.

En el Barrio de las Flores, con motivo del alumbrado navideño, los miembros de la asociación vecinal han emitido un comunicado dirigido al Gobierno local en el que denuncian, entre otras cosas, el abandono que sufre el barrio año tras año en estas fechas.

 

ÚLTIMO CONTRATO DE ILUMINACIÓN NAVIDEÑA DE LA MAREA

Todos los elementos que componen el conjunto del alumbrado en el municipio coruñés, 600 en total, están instalados por la empresa cordobesa Iluminaciones Ximénez. La compañía, que también es la responsable de la iluminación navideña de Nueva York y Vigo, entre otras muchas ciudades, fue la ganadora del concurso público organizado por la Marea en 2016, por lo que tenía estipulado hacerse cargo de este servicio hasta este año, con un presupuesto total de 1.005.000 euros. Así, el Ayuntamiento ya confirmó que en 2020 será necesario sacar a licitación un nuevo contrato para la decoración navideña.
 

 

 

Olvido y abandono del barrio

“En el Barrio de las Flores llevamos más de media década esperando una iluminación de Navidad como en el resto de barrios de la ciudad”, comienza el comunicado emitido esta semana al Ayuntamiento. “No es nuestra principal preocupación, sino que es una muestra más de la dejadez y el abandono al que está sometido el Barrio de las Flores”, continúan en el texto.

Anticipándose al encendido del alumbrado del próximo viernes 29 de noviembre, animan al Gobierno local a solucionar este malestar en el barrio. “Aún se está a tiempo de instalar una iluminación decente e ilusionar a los más pequeños”, dicen. Por ello, denuncian el descontento con el Consistorio, ya que desde la asociación vecinal reconocen que la situación no es nueva. “No queremos existir solo para pagar impuestos. Nos sentimos parte de esta gran ciudad, pero ya hace años que desde María Pita no nos lo demuestran”. La iluminación navideña es una vieja reivindicación del barrio. Durante las últimas temporadas ya lamentaron la ausencia de ornamentos a través de las redes sociales, pero en esta ocasión esperan que sus demandas sean atendidas para poner fin al malestar general de los residentes en el barrio.

Pero no son los únicos que han trasladado sus demandas al Ayuntamiento. La Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC) se reunió la pasada semana con la alcaldesa, Inés Rey, y la concejala de Turismo, Comercio y Mercados, Diana Cabanas. En el encuentro, representantes de la FUCC indicaron que, si las luces fuesen más llamativas, “la gente se animaría más a salir a la calle y, por lo tanto, el comercio pequeño sacaría mayor beneficio”, reconoció el presidente de Distrito Mallos, José Salgado.

Comentarios