sábado 31/10/20

El Barrio de las Flores denuncia la reserva de plazas de parking para eventos deportivos

No es la primera vez que pasa, según los vecinos. El Barrio de las Flores amanecía el sábado pasado sin plazas de aparcamiento disponibles en los aledaños de su pabellón.

Los residentes se encontraron con el aparcamiento acotado         quintana
Los residentes se encontraron con el aparcamiento acotado quintana

No es la primera vez que pasa, según los vecinos. El Barrio de las Flores amanecía el sábado pasado sin plazas de aparcamiento disponibles en los aledaños de su pabellón. Unas señales plantadas sobre el asfalto lo impedían para darle preferencia a los que asistían a la cita deportiva programada para el fin de semana. Esto provocaba un caos entre los residentes, que no entendían cómo el Ayuntamiento les dejaba sin sitio donde depositar sus vehículos ya que “allí es donde disponemos de una mayor amplitud de plazas”, decía un afectado.
El vecino comentaba que lo mismo ocurrió en otra ocasión, pero una vez que llamaron a la concejala de Barrio, Begoña Freire, se procedió a la retirada de la señalización y la zona recuperó su normalidad. Además, contaba que la situación del sábado se extendió hasta el domingo alegando la visita de gente de fuera del distrito. El revuelo fue generalizado entre los que se encontraron con dificultades para estacionar por culpa de una acotación que para muchos no era justa, “es como si no dejan aparcar en la zona verde pensada para un barrio”.

sin representación
Por otra parte, el hecho de que el Barrio de las Flores no disponga de una asociación vecinal desde hace dos años imposibilita a los afectados presentar sus quejas a los organismos municipales. Solo pueden realizar denuncias a nivel particular. Esta falta de canalización la sufren también los vecinos de Matogrande, cuyo colectivo se disolvió, y que disponen de una asociación de comerciantes que representa en lo que puede a los que duermen con vistas a Lavedra. En Los Rosales, su agrupación también está pendiente de retomar la actividad si es que consiguen candidatos para presidirla. De momento, una gestora se encarga de resolver los principales problemas.
En el Barrio de las Flores, los logros del colectivo pasaron por conseguir que los autocares no circularan por el intestino del barrio ya que producían grietas en el firme. En este sentido, el residente afirmaba que rara vez pasan los autobuses y esto evita el deterioro de la calzada.

Comentarios