martes 29/9/20

Las bandas del Este vuelven a la ciudad tras caer los robos en casas durante el confinamiento

La frecuencia de este delito sigue siendo menor que el año pasado, pero va ascendiendo poco a poco
Las georgianas fueron detenidas el 26 de julio por agentes de la Policía Judicial de la Policía Nacional
Las georgianas fueron detenidas el 26 de julio por agentes de la Policía Judicial de la Policía Nacional

En los últimos meses, el robo en pisos, uno de los delitos que más alarma provoca, no ha dejado de bajar en A Coruña. Un 12% en lo que va de año, de enero a junio, según las estadísticas del Ministerio del Interior, pero fuentes de la Policía Nacional apuntan a que los delincuentes que cometen este tipo de delitos están comenzando a recuperar su actividad aunque, por el momento, no se encuentra a niveles semejantes a los de anteriores años. Una de las señales de que es así es que de nuevo se detecta la actividad de bandas de Europa del Este, de países como Ucrania o Rumanía, especializados en esta clase de delitos. El mes pasado, se detuvo a dos georgianas. 

“Es normal –comenta un agente–. Para ellos, se trata de su trabajo, y necesitan volver a él. Haya o no coronavirus”. Así que para los entendidos, el repunte veraniego era inevitable una vez se eliminaran las medidas de confinamiento. Sin embargo, sí que se ha percibido algún cambio con respecto a otros años: como el número de desplazamientos por vacaciones ha disminuido, los ladrones se ven forzados a aprovechar las ausencias más breves para actuar. En cuanto confirman que el piso está vacío, actúan . 

“Como si has ido a comprar el pan. En ese tiempo pueden actuar”, comenta un agente. Les basta con que no haya nadie en el domicilio. Aunque a veces se confunden: es lo que ocurrió el mes pasado, cuando la Policía Nacional detuvo a dos georgianas que trataban de entrar en un piso por el método del resbalón (introduciendo un plástico entre la cerradura y el marco de la puerta). Pero la residente no se había ido: escuchó un ruido, las descubrió por la mirilla y llamó a la Policía.

Paridad 
“No es extraño que sean mujeres. En esto actúan por igual ambos sexos”, comentan los agentes. En realidad, los investigadores que están habituados a perseguir a este tipo de delincuentes, identifican con bastante facilidad a las sospechosas por su aspecto general: “Normalmente visten de sport, con leggins y coleta”. En realidad, las bandas mixtas de ladrones de viviendas también son bastante comunes, señalan desde la Guardia Civil. . 

Por otro lado, a pesar de que los desplazamientos son más escasos, todavía hay coruñeses que viajan por placer, aunque solo sea un fin de semana. “Como siempre ocurre, en época de las vacaciones que no hace uso de las recomendaciones que les brindamos, como no bajar las persianas, dejar a alguien que recoja el correo, o no publicitar su ausencia en las redes sociales”, se lamenta un policía. 

En las próximas cifras trimestrales es de esperar un ligero aumento con respecto al anterior trimestre, aunque probablemente seguirán siendo bajos comparados con 2019. “Pero robos siempre habrá, dependiendo de cuantas bandas del este nos visiten”, advierten. El año pasado, las bandas hicieron acto de presencia en el área metropolitana, tanto en Oleiros como en barrios periféricos de la ciudad, donde actuaron en A Zapateira, en muchos casos asaltando varias viviendas en una sola noche. 

En todo caso, hay que admitir que los robos en pisos, o los allanamientos en general, habían descendido respecto al año pasado a principios de año y la cifra ya era bastante baja de por sí por lo que era esperaba un repunte.

Comentarios