domingo 24/1/21

El Ayuntamiento tiene en trámite de adjudicación contratos por valor de más de 36,6 millones

Contratación realizó cambios para mejorar los plazos de estas gestiones
El contrato de recogida de basura es uno de los pendientes | patricia g. fraga
El contrato de recogida de basura es uno de los pendientes | patricia g. fraga

El Gobierno municipal tiene pendientes de adjudicación contratos de diversa naturaleza que en total suman más de 36,6 millones de euros, lo que supondría un 14% del presupuesto total.

En total son más de 70 los contratos que están en proceso de licitación y que el Ayuntamiento pretende adjudicar en los próximos meses. Estos corresponden a diversos aspectos como obras, servicios o suministros que van desde los convenios de más de diez millones de euros como los de recogida de basura o limpieza viaria hasta otros de menos de un millar de euros como el servicio de mantenimiento de los desfibriladores externos semiautomáticos de las dependencias del Ayuntamiento.

Muchos de estos contratos estaban pendientes de salir a licitación cuando se produjo el cambio de gobierno en María Pita y los actuales responsables del área de Contratación se afanaron en los últimos meses por dar salida a actuaciones que permitirán la mejora de zonas infantiles como la de As Conchiñas, la reforma de la fachada de la escuela infantil municipal Arela, fomentar el empleo a través del programa “Coruña Suma”, realizar el Servicio de Ayuda a Domicilio o suministrar chalecos de protección personal ante arma blanca y arma de fuego para la Policía Local.

Entre las consecuencias que tiene que estos contratos estén sin adjudicar figura la imposibilidad de mejorar espacios públicos, que algunos servicios se resientan debido a que los contratos ya vencieron y se siguen prestando igual por imperativo legal o la influencia sobre la ejecución presupuestaria, además de servir como una forma de generar empleo desde el Ayuntamiento.

En las últimas semanas el área de Contratación llevó a cabo una serie de modificaciones con las que pretende reducir, en el plazo de un año, el tiempo medio que se necesita para completar un proceso administrativo de contratación, que actualmente es de 17 meses.

La modificación consiste en la publicación de una nueva instrucción que conlleva la centralización de los procesos de contratación, de manera que se descargue de trabajo al resto de concejalías y que los contratos que se realicen desde María Pita sean más uniformes.

Inventario

Otra de las tareas realizadas en estos primeros meses de mandato fue la elaboración de un inventario de contratos pendientes de licitar o adjudicar para conocer en profundidad la situación verdadera en este ámbito, un proceso para el que se necesitaron alrededor de dos meses. En total, el informe deparó que a 31 de octubre hubiese 323 expedientes sin cerrar, 245 de los cuales pertenecían a contratos pendientes de licitar y 78 a aquellos que ya se habían publicado pero que no se habían adjudicado.

Entre todos ellos existen algunos que están pendientes de completarse desde hace dos o tres años, una situación que se considera como “dramática” desde la concejalía y que sirven para exponer “con crudeza lo que sucedió en los últimos años en el Ayuntamiento”.

Comentarios