viernes 27/11/20

El Ayuntamiento suspende las licencias urbanísticas en la ría

La intención del Gobierno local es salvaguardar el borde litoral entre la playa de Oza y el puente de A Pasaxe
Una de las zonas afectadas, entre la playa de Oza y el puente de A Pasaxe | patricia g. fraga
Una de las zonas afectadas, entre la playa de Oza y el puente de A Pasaxe | patricia g. fraga

El Ayuntamiento de A Coruña, a través del área de Urbanismo, suspenderá la tramitación de instrumentos de planeamiento, equidistribución, urbanización y licencias en el ámbito del territorio denominado en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) como API S35 Ría do Burgo.

La intención del Gobierno local sería la de proteger el litoral de esta zona, que comprende desde el puente de A Pasaxe hasta la playa de Oza. Este territorio está compuesto por nueve polígonos, seis en la zona descrita hasta Oza y otros tres entre A Pasaxe y Culleredo, aunque estos no están afectados por la suspensión.

El ejecutivo herculino pretende adaptarse con esta iniciativa a la nueva legislación autonómica y a las normas de protección del medio natural. 

Este ámbito de la Ría do Burgo incluido en el PGOM de 2013 proviene del plan general de 1998 y no cuenta con modificaciones desde el pasado año 2008. Por este motivo, desde María Pita tildan esta iniciativa de suspensión de licencias de urbanización como “unha medida sen precedentes en gobernos anteriores”.

Para aprobar esta propuesta, el Gobierno local defiende que forma parte de su apuesta por la protección del litoral coruñés “revisando a urbanización prevista en ámbitos de territorio en estado natural coma é o caso da Ría do Burgo”. Por lo tanto, el siguiente paso será la modificación puntual del PGOM en este ámbito concreto, para salvaguardar así esta parte de la ría do Burgo.

Exclusiones
Además de la exclusión de la zona cullerdense de este territorio demarcado en el PGOM de 2013, también se excluirá de la suspensión el núcleo tradicional de Xubias de Abaixo, ya que cuenta con una normativa específica, con el objetivo de que se garantice la conservación del histórico barrio, por lo que en esta zona sí que se podrán seguir solicitando licencias, pero para los equipamientos ya existentes.

Para que esta medida salga adelante tendrá que ser aprobada en el próximo pleno municipal, donde el Gobierno municipal espera encontrar el apoyo del resto de formaciones de la corporación herculina.

El equipo liderado por Inés Rey espera así mostrar su compromiso con la recuperación ambiental de la ría, que se verá complementado con el dragado previsto por el Gobierno estatal.

Comentarios