domingo 25/10/20

El Ayuntamiento reservará casi 150 plazas en la Maestranza a coches autorizados

Tras una larga reunión con los responsables de Movilidad del Ayuntamiento, el presidente de la asociación de vecinos de la Ciudad Vieja, Pedro Roque, salió de allí con el anuncio de que las casi 150 plazas

La Maestranza será de sentido único como paso previo a la peatonalización | patricia g. fraga
La Maestranza será de sentido único como paso previo a la peatonalización | patricia g. fraga

Tras una larga reunión con los responsables de Movilidad del Ayuntamiento, el presidente de la asociación de vecinos de la Ciudad Vieja, Pedro Roque, salió de allí con el anuncio de que las casi 150 plazas de La Maestranza que los vecinos pretendían que se reservaran para su uso exclusivo también podrán ser ocupadas por dueños de negocios en el casco antiguo, así como trabajadores de entes publicos, como museos. “Expectante”, respondió Roque, cuando se le preguntó cómo se sentía tras salir de la intensa reunión que, asegura, transcurrió en un clima de cordialidad.
Él considera que las plazas que ofrece el Ayuntamiento y que van del Rectorado a la Maestranza, no son suficientes para cubrir las necesidades de estacionamiento de los vecinos, así que solo queda esperar a que se complete la peatonalización para ver si los hechos le dan la razón.
“Nos han dicho que siguen un criterio técnico”, explica Roque. Los técnicos de Movilidad han echado cuentas sobre las necesidades de espacio para aparcamiento, siempre escaso, y han determinado que no puede reservar tanto espacio a los residentes, sobre todo porque ya les habían otorgado el parking que se encuentra detrás del Oceanográfico para su uso exclusivo. Sin embargo, ese lugar nunca ha sido del agrado de los vecinos: primero, porque consideran que está demasiado lejos, que existe un desnivel de difícil acceso y además, está muy expuesto al frío y a la humedad del océano. Sin embargo, Roque considera que el diálogo ha servido para mejorar la oferta del Gobierno local, que antes se limita al Oceanográfico y a las plazas a precio rebajado en los aparcamientos públicos más cercanos.

Rotación
En cuanto a Adolfo López, de la asociación de comerciantes, también él se ha mostrado entre escéptico y expectante. Su colectivo tiene una necesidad muy específica: espacio para sus clientes, algo que no han conseguido con este acuerdo. “A nosotros nos da igual que nos den espacio para aparcar, porque muchos de los comerciantes ya son vecinos”, explica. Él calcula en menos de 25 los establecimientos cuyos dueños no son también residentes en el casco histórico. El Ayuntamiento les ofrece una plaza por comercio, pero lo que ellos quieren es una zona de rotación, como la ORA, de manera que siempre encontrara un sitio donde aparcar su coche para poder hacer sus compras.
Para López, el arreglo al que se ha llegado es provisional: “Lo que nos dice el Ayuntamiento es que podríamos presentar una propuesta de ORA para la zona. Lo vamos a hacer y si vemos que no somos capaces tendrían que ser los técnicos municipales”. Pero en todo caso, la comisión de seguimiento, formada por todos los interesados se va a reunir dentro de tres meses, una vez finalizado el verano, para analizar los resultados. “Dentro de tres meses vamos a ver cómo está esto. Si esas plazas son suficientes o si son excesivas”, advirtió el portavoz de los comerciantes.

Comentarios