sábado 5/12/20

El Ayuntamiento rechaza que la Policía Local realizase cargas contra los okupas

El Gobierno local niega que la Policía Local cargase contra los okupas y aseguró que el enfrentamiento en el que participaron los agentes se trató de una reacción ante el intento de acceso a la Comandancia de Obras.

Varios okupas acompañan al detenido, tapado en el centro, después de su puesta en libertad tras declarar en los juzgados | javier alborés
Varios okupas acompañan al detenido, tapado en el centro, después de su puesta en libertad tras declarar en los juzgados | javier alborés

El Gobierno local niega que la Policía Local cargase contra los okupas y aseguró que el enfrentamiento en el que participaron los agentes se trató de una reacción ante el intento de acceso a la Comandancia de Obras.


La concejala de Seguridad Ciudadana y responsable de la Policía Local, Rocío Fraga señaló que “nunca houbo intención nin orde de carga policial” para este cuerpo y explicó que cuando los agentes tienen este mandato “van preparados”. “Non foi una carga”, justificó la edil, quien detalló que la orden que tenían los policías locales era la de “custodiar o inmoble”.


Por el contrario, Fraga relacionó las cargas de por la tarde con el “dispostivo” de la Policía Nacional y explicó que desde el Ayuntamiento se pidió su colaboración “baixo os nosos criterios de que non queríamos que pasaron as cousas que pasaron onte” y porque son los encargados de la seguridad en los espacios públicos.


“Discrepo co tema da carga”, valoró Fraga, quien aseguró que asume “responsabilidades” pero no hizo mención a una posible dimisión después de lo ocurrido.

“Condeno as situacións de violencia que se producen, non me gusta ningunha delas”, dijo. La concejala fue cuestionada por la posibilidad de presentar una queja por este motivo ante la Policía Nacional y aseguró que tienen que “analizar toda esta situación con moito máis tempo, cabeza e frialdade”.

Balance
El Gobierno local lamentó “profundísimamente” los incidentes que se produjeron durante la jornada del miércoles y por las personas heridas “en todos os lados”.
Según sus datos, el 061 atendió a seis personas en el lugar y hubo tres trasladados a hospitales aunque “seguramente houbo algún outro”. Entre los heridos figuran dos policías locales, uno de ellos tuvo que acudir a un hospital.
Mientras, sobre las dos mujeres que se encaramaron a un tejado y que bajaron por su propia iniciativa a las 23.30 horas, Rocío Fraga aseguró que no fueron identificadas y que “non houbo orde de que non se lles dese” agua, tal y como denunciaron los miembros de A Insumisa, y que al contrario hubo instrucciones de que se les proporcionase. También detalló que apenas había pertenencias de los okupas en el interior.


Rocío Fraga hizo un relato de los acontecimientos y explicó que la entrada de la Policía Local se produjo “cando non había nadie” en la Comandancia de Obras, fruto de varios días de observación de la situación, porque querían que fuese de la “forma máis pacífica”.

La concejala explicó que el recinto permanecerá custodiado por la Policía Local hasta que se solucione la situación y que habrá apoyo de la Policía Nacional mientras haya “risco” de incidentes, aunque volvió a hacer un llamamiento a al “diálogo”. Por su parte, desde el Partido Socialista exigieron al alcalde, Xulio Ferreiro, que convoque la Comisión de Seguridad para que explique lo sucedido en el desalojo.

La concejala defendió que el período de abandono voluntario había finalizado ya que la notificación válida es la del 27 de abril, algo de lo que volvieron a diferir el abogado del CSO A Insumisa y los okupas, y que la publicación en el Boletín Oficial del Estado fue de carácter “complementario”.
Antonio Vázquez aseguró que la actuación del Ayuntamiento “jurídicamente carece de todo fundamento y es plenamente ilícita”. Desde el “punto de vista social” se remitió al comunicado de la Marea en el que se habla de un “día negro”.
“Creo que se han dado cuenta de que no se tenía que haber llegado a este extremo”, dijo, antes de añadir que hubo “cargas brutales” y “actuaciones brutales y desmedidas en momentos en que las personas están pacíficamente protestando”.
Durante los incidentes de antes de ayer se produjo la detención de un varón, que ayer fue trasladado a los juzgados y puesto en libertad poco después del mediodía. Vázquez, que no es su representante legal, aseguró que desconocía los cargos exactos que se le imputaban pero que recibió comentarios sobre “atentado, resistencia y amenazas”.

Comunicado
“Xa é un feito. O suposto goberno do cambio da Coruña desaloxou o Centro Social Okupado A Insumisa. E non só se saltaron a legalidade vixente e as máis mínimas garantías democráticas se non que ademais o fixeron pola forza”, empieza el comunicado que emitió ayer A Insumisa.

Los okupas culparon a la Policía Nacional y también a la Local, a quienes definieron como el “brazo armado” municipal. Además de un relato de las actuaciones “con sadismo e crueldade” que sufrieron, señalan que “Marea Atlántica son directamente responsables da represión e da violencia” y que los agentes que intervinieron “algún día terán que respostar por esta infamia”. Los okupas también acusan a la Marea de pretender “vender a destrucción dun espazo liberado por medio da máis descarnada forza bruta como unha conquista social e unha recuperación do público” y definen las Naves do Metrosidero como una “burda farsa”.

Comentarios