miércoles 20.11.2019

El Ayuntamiento planifica actuaciones para mejorar el entorno de la Torre de cara a la primavera

El proyecto de conservación para la zona está pendiente de su declaración como ENIL por 
parte de la Xunta
El mobiliario sufre daños sin que se haya actuado | pedro puig
El mobiliario sufre daños sin que se haya actuado | pedro puig

El mal estado en el que se encuentran el mobiliario y otros elementos del entorno de la Torre de Hércules figura en los planes del Gobierno local, que tiene en agenda una serie de actuaciones con el objetivo de que presente una mejor cara para la primavera y el verano.

La zona acusa la falta de mantenimiento y los actos vandálicos desde hace años, lo que provoca que no haya banco, señal o edificación que se libre de las pintadas, pegatinas u otras acciones. Además, la corrosión de algunas de las esculturas y del centro de interpretación también se están estudiando desde Medio Ambiente para darle un vuelco de cara a dentro de unos meses, cuando remita el mal tiempo y se aproxime la temporada de mayor uso de esta zona por parte de los ciudadanos y de turistas.

En la actualidad ya existen medidas de protección del entorno como la eliminación de plantas invasoras como la uña de gato o el plumacho de la Pampa y la limpieza de caminos. Además, las siegas se realizan solo en determinadas épocas del año de manera que no se vean afectados los ciclos reproductores y de anidamiento de algunas especies.

También se están planificando otras “actuaciones más especiales” para actuar sobre las pintadas y otros daños como los que sufren los bancos que hay a lo largo de los caminos de tierra.

“Iremos haciendo cosas fase a fase para su acondicionamiento”, explica la concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, que recuerda la especial atención que se debe mantener en esta zona debido a la condición de Patrimonio de la Humanidad de la Torre de Hércules, precisamente cuando el pasado mes de junio se cumplieron diez años de tal reconocimiento.

Uno de los factores que la Unesco valora para otorgar estos reconocimientos es la protección y conservación de los espacios. El anterior equipo de gobierno solicitó a la Xunta que declare la Torre de Hércules y su entorno como Espacio Natural de Interés Local (ENIL) y el pasado mes de julio se hizo de manera provisional.

Entonces se abrió un plazo de dos años para que el Gobierno local presente un plan de conservación del espacio, requisito indispensable para su declaración definitiva como ENIL. Aunque es la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda la que otorga este nivel de protección, eso no implica que también aporte fondos para ello, sino que esa parte es responsabilidad municipal.

El entorno de la Torre de Hércules es un espacio de importante riqueza a nivel medioambiental por las especies de fauna y flora que acoge, sobre todo teniendo en cuenta que se encuentra dentro de los límites de una ciudad.

Además del entorno de la Torre, también está pendiente la declaración definitiva como ENIL de las illas de San Pedro, también impulsado por la Marea.

Comentarios