martes 27/10/20

El Ayuntamiento perdió el 18% de su plantilla en los últimos cuatro años

En tiempos de incertidumbre, la gente se refugia en la administración pública como la única fuente estable de empleo.

Funcionarios municipales, durante una protesta frente a María Pita
Funcionarios municipales, durante una protesta frente a María Pita

En tiempos de incertidumbre, la gente se refugia en la administración pública como la única fuente estable de empleo. Pero eso solo reza para los funcionarios, porque incluso el Ayuntamiento ha tenido que prescindir de muchos empleados durante la última legislatura por cuestiones presupuestarias. Según Roberto Tizón, presidente del comité de empresa municipal, un 18%, lo que significa que casi 300 personas de 1.700 dejaron de la administración local, según la Relación de Puestos de Trabajo. 
“Sobre todo, a maior parte do emprego perdeuse en servicios administrativos”, apuntó Tizón. Mucho del personal de esta área son empleados públicos, pero no funcionarios, lo que explica por qué en otra áreas, como la Policía Local o los Bomberos, no han sufrido apenas recortes de personal. Sin embargo, el presidente del comité recalcó la importancia que tienen los servicios administrativos para la buena marcha de un organismo tan complejo como es un ayuntamiento. 
“Son eles os que levan a Tesorería, os que controlan o diñeiro e levan oas trámites. Sen eles, nada se pode facer”, apunta. Eso quiere decir que la falta de personal puede comprometer  el normal funcionamiento de los asuntos administrativos con retrasos. Sobre todo, teniendo en cuenta que la llegada al poder de la Marea Atlántica ha cambiado la situación, pero no necesariamente para mejor. 

Fusión de concejalías
E presidente del comité de empresa ya criticó en su momento al Gobierno local por fundir dos de las más grandes concejalías,  la de Personal y Hacienda, en una macroárea que controla la mayor parte del funcionamiento de la Administración municipal, que tiene que dirige Eugenia Viei to. “A mín paréceme demasiado traballo para unha soa persoa”, apunta. La razón es que estas dos grandes concejalías son completamente transversales: “Afectan ás financiacións para as actividades das concellerías e a dotación do persoal para facer ese trataballo. Sen esas dúas, non funciona absolutamente nada”.
Desde el CSIF, señalan que en algunos casos, los mandos medios que cuentan con la figura de especial de dedicación han tenido que lidiar con el exceso de trabajo, sin ser compensados más allá de lo que marcha dicha figura legal. Y una reciente sentencia del Tribunal Superior lo ratifica. Tizón admite que es así en ocasiones, pero añade que nadie está obligado a trabajar más de lo que marcan sus condiciones de contratación. “A especial dedicación é de carácter voluntario”, recuerda..

Comentarios