jueves 26/11/20

El Ayuntamiento ofrece a la Aemet dejar su sede y trasladarse a una parcela municipal en Eirís

El Ayuntamiento está negociando con la delegación de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) un cambio de residencia. El emblemático edificio del Parque de Observatorio podría mudar por su sede por otra que le ofrecería el Gobierno local,

La actual sede de Aemet, en el Agra do Orzán | pedro puig
La actual sede de Aemet, en el Agra do Orzán | pedro puig

El Ayuntamiento está negociando con la delegación de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) un cambio de residencia. El emblemático edificio del Parque de Observatorio podría mudar por su sede por otra que le ofrecería el Gobierno local, en otra zona de al ciudad. En un principio, el lugar elegido sería Eirís, puesto que el barrio reúne las condiciones necesarias para acoger a los meteorólogos y de esta manera, el barrio de Agra do Orzán avanzaría un paso más para la ansiada zona verde a pesar de los problemas que genera la alta edificabilidad .
“Técnicamente no hay ningún problema”, reconoció el delegado de la Aemet en Galicia, Francisco Infante. Los meteorólogos solo necesitan para trabajar adecuadamente un lugar despejado, para que se puedan tomar medidas sin que estorbe ningún edificio. Aunque, además, están los típicos condicionantes de cualquier empleo. “No vas a estar en medio del monte, los trabajadores tienen derecho a llegar a su lugar de trabajo fácilmente, en transporte público, por ejemplo”.
Por eso el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, ofreció a la Aemet una parcela en Eirís, un barrio que reúne las condiciones necesarias tanto por sus accesos como por hallarse sobre una altura.
La Aemet lleva en la su actual sede desde 1930, pero Infante reconoce que no es el edificio ideal “Nos arreglamos, pero es mejor uno que no sea vertical, porque siempre hay que estar instalando cables y aparatos”, explica. Además, la informática también presenta sus desafíos en un inmueble que se construyó cuando el teléfono era una novedad. Sin embargo, todavía es pronto para decir si lo abandonarán. l

Comentarios