viernes 20.09.2019

El Ayuntamiento y la Marea vuelven a cruzar acusaciones, ahora por los métodos contra las malas hierbas

El Gobierno local dejará de usar vinagre, alternativa adoptada en 2016 por la Marea para evitar los  herbicidas
El Ayuntamiento publicitó en las calles de la ciudad el fin de los “herbicidas tóxicos” | patricia g. fraga
El Ayuntamiento publicitó en las calles de la ciudad el fin de los “herbicidas tóxicos” | patricia g. fraga

Después de las bibliotecas y las becas comedor, las malas hierbas protagonizan un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno local y sus predecesores, la Marea Atlántica.

El Ayuntamiento dio a conocer que dejará de utilizar el vinagre para intentar acabar con las malas hierbas que crecen en la vía pública, una medida que fue adoptada por la Marea Atlántica en 2016 como alternativa al uso de lo que denominaron “herbicidas tóxicos” ya que algunos componentes de estos métodos como el glisofato habían sido vinculados con tipos de cáncer, pero su uso nunca se llegó a prohibir por las autoridades europeas.

El Gobierno local anunció que no utilizará glisofato, pero tampoco continuará con el vinagre. Esta decisión provocó que la Marea Atlántica realizase una pregunta escrita en la que cuestiona a los representantes municipales sobre la línea que van a seguir, dando lugar a un cruce de posiciones que amenaza con continuar en el pleno del próximo mes.

La anterior concejala de Medio Ambiente y actual portavoz de la Marea, María García, aseguró que “substituír o glifosato por outros productos semellantes pode ser unha boa actuación propagandistica, pero non resolve ningún dos riscos que ten o uso destes produtos” y que son muchas las ciudades que renuncian a estos emplear “produtos contaminantes nas súas”. “Na Coruña non debemos volver ao pasado”, añadió García.

Después de comenzar a utilizar el vinagre para acabar con las malas hierbas, la portavoz de la Marea Atlántica indicó que existen otros métodos como los medios mecánicos, que sirven para arrancar la vegetación de raíz. Según María García esto ya está previsto en el contrato de limpieza que se encuentra en proceso de licitación.

La portavoz de la Marea explica que los pliegos del nuevo contrato incluyen un equipo de diez personas para la retirada mecánica de hierbas espontáneas de la vía pública y que está previsto que trabajen de lunes a sábado durante todo el año, con un presupuesto anual de 385.885,35 euros.

Queda por ver ahora la decisión que tomará el Gobierno local después de renunciar al uso del vinagre, un método que la propia María García llegó a reconocer que actuaba de una manera más lenta que otros productos, lo que suponía que la aparición y crecimiento de malas hierbas aumentase.

Este nuevo cruce de declaraciones se suma a los que hubo recientemente entre ambas partes y que estuvieron protagonizados por la futura gestión de las bibliotecas y el reparto de las becas comedor.

El Gobierno local explicó recientemente que licitará un nuevo contrato para la gestión de los centros bibliotecarios después de que a finales del pasado mandato el consejo de Emvsa rechazase asumir este servicio por los informes negativos, entre ellos el del secretario. La Marea licitó un nuevo contrato de seis meses que fue anulado por realizarlo sin publicidad y ahora el PSOE planteará uno más largo y deja para más adelante estudiar posibles maneras de municipalizar el servicio.

Mientras, el sábado el Ayuntamiento acusó a sus predecesores de tramitar con retraso las becas comedor y que por ello no las podrán resolver antes del inicio del curso. La Marea respondió que si no les da tiempo es por un problema de gestión del equipo de gobierno.

Comentarios