domingo 29/11/20

El Ayuntamiento licitará el contrato de recogida de basura año y medio después de su finalización

La junta de gobierno local aprobará mañana la licitación del servicio de recogida de basura, que se presta sin contrato desde enero del año pasado.

Los contenedores irán en un lote propio | pedro puig
Los contenedores irán en un lote propio | pedro puig

La junta de gobierno local aprobará mañana la licitación del servicio de recogida de basura, que se presta sin contrato desde enero del año pasado.
El procedimiento para la contratación se articulará en torno a dos lotes, uno para la gestión de los contenedores y otro para la recogida y transporte de basura en toda la ciudad.
El contrato, que tiene un plazo máximo de duración de ocho años, cuenta con un presupuesto base de licitación de algo más de 15 millones de euros por año, que se dividen entre los casi 3 millones estimados para el lote correspondiente al servicio de contenerización y los más de 12 millones de euros para la retirada de la basura y su traslado a la planta de gestión.
Entre las bases del contrato se encuentra la separación de la materia orgánica, la atención especial a los grandes productores de residuos orgánicos y un plan especial de recogida para las zonas de alta concentración hostelera, además de un sistema de pago por generación o la renovación de los camiones de recogida. La concesionaria del lote de contenerización deberá realizar una actualización del parque de contenedores, incrementar el número de los dedicados a la recogida de papel y vidrio y mantener un 25% de contenedores adaptados para personas con diversidad funcional.
La Concejalía de Medio Ambiente aplicó durante el proceso para la definición de las bases del contrato un sistema de consulta pública del que se recogieron 170 procedentes de 27 fuentes distintas.

850.000 euros al mes
Con la próxima licitación del servicio de recogida de basura se pondrá final a un período que se extiende desde enero del año pasado en el que se estuvo sin contrato.
Esta situación motivó que se pagase cada uno de estos meses una cantidad de alrededor de 850.000 euros a la empresa encargada del servicio por medio de facturas irregulares, lo que provocó las críticas por parte de las formaciones de la oposición, ya que el alcalde autorizaba el abono a pesar de los reparos de la intervención municipal.
De hecho, en el pleno del pasado mes de mayo quedó pendiente de aprobación el pago correspondiente al mes de diciembre del año pasado, el cual no pudo procesar el Gobierno municipal como había hecho con el resto hasta la fecha. l

Comentarios