domingo 20.10.2019

El Ayuntamiento inicia el proceso para eliminar el copago en el servicio de ayuda a domicilio

Esta herramienta atiende cada año a un promedio de 1.400 personas en la ciudad, la mayoría mujeres.

Xulio Ferreiro y Silvia Cameán visitaron el centro Boandanza | quintana
Xulio Ferreiro y Silvia Cameán visitaron el centro Boandanza | quintana

El Gobierno municipal inició los trámites pertinentes para la eliminación total del copago en el servicio de ayuda en el hogar en sus tres modalidades, básica, dependencia y sociosanitaria, y para todos los tramos de renta.

Con el objetivo de acabar con esta situación, el equipo de gobierno necesita modificar la ordenanza fiscal número 18, que es a través de la que se regula la tasa por prestación del servicio del catálogo de atención domiciliaria. 


El primer paso dado por el Gobierno local fue remitir ayer al Tribunal Económico Administrativo Municipal (TEAM) el expediente de modificación de la citada ordenanza.


Una vez que el tribunal emita sus informes y la resolución a la propuesta del Ayuntamiento, esta tendrá que ser aprobada por la junta de gobierno y pasar por la comisión informativa, trámites previos a que se someta a la opinión del pleno.

El alcalde, Xulio Ferreiro, convocó a las formaciones de la corporación municipal a una reunión mañana para conocer su opinión acerca de esta medida.

Perfil
La ayuda a domicilio, servicio para personas que se encuentran en una situación de dependencia, atiende anualmente a un promedio de 1.400 personas en la ciudad, del que cerca de tres cuartas partes son mujeres y el 80% de los perceptores tienen una capacidad económica inferior a los 1.300 euros al mes. 


El Ayuntamiento recauda por el copago alrededor de medio millón de euros anuales, mientras que el total de la inversión que realiza la Administración local, a la que hay que sumar las aportaciones a través del plan concertado de la Xunta, llega a los siete millones de euros. 

El método para asumir el copago pasaría por llevar a cabo un incremento presupuestario del servicio de ayuda en el hogar, algo que tendría que realizarse cuando se modifique la ordenanza reguladora.
“As familias das persoas con dependencia teñen que soportar gastos adicionais para alcanzar un grao de cobertura suficiente das necesidades básicas. Levan moitos anos soportando as consecuencias da crise e dos retrocesos na protección social, polo que cremos que é unha obriga das administracións reverter esta situación”, dijo Xulio Ferreiro.

El BNG, después de exigir todo el mandato que se acabara con la “inxustiza” de la tasa del servicio de ayuda a domicilio, celebró que el Gobierno municipal vaya a llevar adelante la eliminación de esta tasa aunque sea “in extremis”.

Comentarios