martes 22/9/20

El Ayuntamiento incumple el Pepri al mantener toda la red de cableado de la Ciudad Vieja sin soterrar

El Ayuntamiento prevé poner en marcha un plan de dinamización de la Ciudad Vieja tras la peatonalización pero algunos expertos entienden que el Consistorio

Los cables estropean la visión de elementos arquitectónicos singulares | quintana
Los cables estropean la visión de elementos arquitectónicos singulares | quintana

El Ayuntamiento prevé poner en marcha un plan de dinamización de la Ciudad Vieja tras la peatonalización pero algunos expertos entienden que el Consistorio se ha olvidado de poner en la agenda más urgente algunos puntos para el cumplimiento de la normativa vigente y la mejora paisajística del barrio. El Plan de Reforma Interior de la Ciudad Vieja y Pescadería (Pepri), en su renovación de 2015, instaba al Gobierno local y a las distintas empresas de suministros a soterrar el cableado pero por el momento un vistazo general hacia arriba en el entorno demuestra que nadie está cumpliendo con el mandato del propio Consistorio.
El Ejecutivo municipal de la Marea es consciente de que hay una norma que pide que los cables de la luz o del teléfono, por nombrar solo algunos, desaparezcan de la zona de vuelo de la Ciudad Vieja. Así lo demuestra el hecho de que en la línea de ayudas para la rehabilitación recientemente publicitada un apartado recoge el supuesto de colaborar económicamente para “obras que teñan por finalidade o soterramento do cableado exterior do inmoble”. Igualmente, en un borrador de sus proyectos destacan que “o Plan Especial de Protección e Reforma Interior (PEPRI), aprobado definitivamente en 2015, será o documento urbanístico de referencia”, si bien no se está teniendo en cuenta para todo.
La Administración local no ha actuado de momento de motu proprio a pesar de que especialistas de la talla de Alberto Unsain han señalado que el Pepri reclama la actuación tanto de las empresas de suministros como del Ayuntamiento en estos casos. En el pasado debate “Ciudad Vieja, ¿geriátrico o guardería? De la peatonalización a la revitalización” organizado por la Asociación Metropolitana 3.0, el prestigioso arquitecto recordaba que la normativa “insta” a ambos actores “a hacer subterráneas las conexiones para eliminar los cables colgados, los aéreos que cruzan el barrio y los grapados a las fachadas” y mejorar el conjunto. 

Sin fechas ni obras concretas
Unsain insistió en presencia de un representante municipal en que “habría que haber empezado a elaborar un plan de eliminación de los cables hace tres años”. En el borrador del plan de revitalización del barrio que se les hizo llegar a distintos agentes se prevé instalar “canalizacións para as diferentes redes de telefonía e enerxía, de tal xeito que se poidan eliminar tamén instalacións polas fachadas dos edificios”, pero al margen de que esta iniciativa no es definitiva tampoco se establece ninguna fecha concreta. Mientras tanto en cualquier calle se pueden observar hilos colgando como si esperasen por la decoración de la Feira das Marabillas. 
Además, en las fachadas se han grapado numerosos elementos y se producen desastres alrededor de elementos históricos como escudos o de paredes que son consideradas de singularidad artística.  A veces los turistas que llegan hasta el casco antiguo se fijan en esta cuestión y se llevan una imagen un tanto descuidada. 
Al hilo de la rehabilitación, ya sea de este tipo o propiamente en las estructuras, al igual que el sector de la construcción en general se demandó una mayor agilidad a la hora de conceder las licencias, algo para lo que verían con buenos ojos que las distintas administraciones compartieran una oficina para reducir los trámites burocráticos o, al menos, las vueltas que tienen que dar los ciudadanos de una a otra. 
Hace poco la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca) insistía en la petición de que se crease un consorcio como el de Santiago o se abordase un plan integral como el que le dio un aspecto renovado a la zona vieja de Vigo pero esta idea no ha tenido el éxito esperado en el Palacio Consistorial.
En el más reciente debate sobre el barrio, Unsain quiso dejar claro que “rehabilitar no supone solo cambiar losas, adecentar fachadas y arreglar edificios; requiere actuaciones en distintos aspectos para hacer ciudad teniendo sensibilidad con el patrimonio histórico”, pero falta ver si esa se cumplirá.

Comentarios