lunes 09.12.2019

El Ayuntamiento estima que solo uno de cada cuatro coruñeses separa la basura correctamente

Asegura que las últimas mediciones muestran que la ciudadanía se está volviendo “un pelín” descuidada
La concejala Esther Fontán, durante la presentación | javier alborés
La concejala Esther Fontán, durante la presentación | javier alborés

Aunque a día de hoy, preocupe más los plásticos, el tratamiento de la comida que se arroja a la basura es también importante. La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, señala que aunque supone una cantidad mucho menor, los ciudadanos generan una gran cantidad de residuo alimentario, y no de la manera correcta. “Que una cuarta parte de la población de la ciudad haga una buena separación en origen dice muy poco”, señaló la edil.

“Son costumbres adquiridas que no son nada buenas. Si tenemos una bolsa de salchichas caducadas, lo más normal es que lo tiremos todo junto a la bolsa de orgánico. Lo mismo ocurre con un yogur: lo tiramos sin abrir”. El plástico del envoltorio no es orgánico, luego se realiza mal la separación en origen.  Por eso tienen previstas varias campañas de concienciación en la ciudadanía. “Yo tengo una frase que es muy manida: ‘El cambio climático empieza en nuestros cubos de basura’. Y es verdad: si no hacemos una buena separación...”.

Si no, cuando llega a Nostián, es imposible prepararla para hacer un buen compost, apto para el cultivo. Aún así, la media coruñesa de separación de residuos es superior a la media nacional, pero Fontán señala que “si uno no está satisfecho con la media, difícilmente lo estará con la de A Coruña. Últimamente nos hemos vuelto un pelín descuidados”.

Falta de información

La responsable opina que en parte, el problema es de falta de información, porque muchos vecinos creen que se necesita un contenedor exclusivo para el plástico, cuando todo lo inorgánico va al mismo, y se separa cuando llega a Nostián. “Los envases van al contenedor amarillo. Me preocupa más otros hábitos, como dejar los colchones, juguetes o televisiones en la calle, al lado del contenedor”, reconoció.

Según ella, el público cree que el camión se lo llevará, cuando para eso hay que llamar al 010 para que lo recoja el servicio especial de voluminosos o llevarlo ellos mismos al punto limpio: “Estoy convencida de que casi en un 70% es desidia. El resto, ignorancia”. Y advierte: “la mala colocación de los residuos atascan los sumideros y provocan riadas”.

Por otro lado, la concejala aseguró que el Gobierno local sigue trabajando para solucionar la crisis abierta en la planta de reciclaje de Nostián, donde la concesionaria, Albada, se niega a recibir la basura del Consorcio das Mariñas a partir del uno de enero, cuando se acaba el contrato, que seguirá cumpliendo de manera irregular mientras no se hace una nueva licitación. “No  puede tomar de forma unilateral esa decisión. Albada alega un desequilibrio económico para tomar esta decisión pero está judicializado”. El uno de enero se sabrá si se ha podido evitar la crisis.

Comentarios