viernes 06.12.2019

El Ayuntamiento emplazará los módulos para indigentes en Eirís

Tras meses de espera, el Ayuntamiento desveló ayer el emplazamiento de los 20 módulos para indigentes del Hogar Sor Eusebia. La instalación se ubicará en un rincón del parque de Eirís, en la esquina de la avenida de Lamadosa con la calle de Julio Montero, una parcela de 1.507 metros cuadrados.

El refugio con 20 módulos para sintecho se instalará en un rincón del parque de Eirís  | quintana
El refugio con 20 módulos para sintecho se instalará en un rincón del parque de Eirís | quintana

Tras meses de espera, el Ayuntamiento desveló ayer el emplazamiento de los 20 módulos para indigentes del Hogar Sor Eusebia. La instalación se ubicará en un rincón del parque de Eirís, en la esquina de la avenida de Lamadosa con la calle de Julio Montero, una parcela de 1.507 metros cuadrados. El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, destacó que tiene la calificación de dotación asistencial, por lo que no sería necesario un cambio en el planeamiento para construir los módulos prefabricados.
En ellos vivirán aquellos indigentes que no están dispuestos acatar las reglas de ninguna de las instituciones locales que auxilian a los sintecho, como el refugio Padre Rubinos o la propia Sor Eusebia. Esta institución esperaba que el proyecto estuviera en marcha antes del pasado invierno, y ahora los arquitectos municipales consideran que podría empezar a construir en noviembre o diciembre, de manera que estaría listo en primavera. 
El director del Hogar Sor Eusebia, Diego Utrera, afirmó que estaban conformes con el lugar, y que ya habían cursado la solicitud formal para que se lo entreguen. “El Ayuntamiento exigía antes que nada un plan social para que no se formara un gueto”, aclaró. Porque, en un principio, el Hogar Sor Eusebia pretendía entregar las llaves de los módulos a  aquellos indigentes que viven normalmente en la calle, sin ningún prerrequisito. Ahora esperan que tener un hogar propio les ayude a volver a arraigarse e nuevo en la sociedad. En total, calculan que la construcción de los habitáculos costará 150.000 euros que saldrán en un 75% de aportaciones de entidades privadas.
Muy aislado 
Por su parte, el presidente de los vecinos de Eirís, Suso Prado, expresó sus dudas. Aunque se mostró a favor de un plan que tiene como objetivo ayudar a las personas que se encuentran en exclusión social, consideró que ese rincón del parque de Eirís no es el más adecuado: “Está moi illado, e eles teñen que ir cada día o centro para as súas cousas. Nos levamos anos pedindo un bus”. Sin embargo, el Ayuntamiento considera que es la parcela más apropiada “pola súa proximidade os centros asistencial e sanitario”.
Queda por ver qué opinan los residentes de la zona de sus nuevos vecinos. De hecho, Prado confesó que le preocupa su reacción, porque no cree que aprueben que se instalen 20 módulos para indigentes. Desde Sor Eusebia insistan en que los beneficiarios del proyecto “Mi casita” no son peligrosos ni forman pandillas: “Cada uno va a lo suyo”.

Comentarios