viernes 23/10/20

El Ayuntamiento elimina el peligro del paso irregular de Alfonso Molina

El Ayuntamiento reparó esta semana un tramo dañado de la mediana de Alfonso Molina y que había sido denunciado por la dirección del CEIP de Fernando Wirtz, que se halla enfrente, como un peligroso punto de cruce irregular.

 EL tramo reparado es todavía bien visible del resto de la mediana | quintana
EL tramo reparado es todavía bien visible del resto de la mediana | quintana

El Ayuntamiento reparó esta semana un tramo dañado de la mediana de Alfonso Molina y que había sido denunciado por la dirección del CEIP de Fernando Wirtz, que se halla enfrente, como un peligroso punto de cruce irregular. La barrera está formada por quebradizas barras de plástico, con el fin de que no se conviertan un muro sólido contra el que se estrellen los coches que se salen de la vía, y alguien había aprovechado esta circunstancia para romper una y poder usarla para atravesar la avenida.

El Fernando Wirtz había mostrado su preocupación por el peligro de atropello que suponía que se cruza a pie una vía en la que no hay regulación semafórica y los coches circulan a 80 kilómetros por hora, muy por encima del límite de 50 kilómetros por hora que es que marcan las señales. Y así se lo hizo saber en una reunión mantenida recientemente con el concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Grandío.

En esa reunión, que se celebró el pasado 5 de abril, se trató sobre todo la instalación de un paso de cebra que cruce Alfonso Molina entre el instituto y los juzgados, un proyecto que el Gobierno de la Marea Atlántica incluye dentro de su plan para hacer de Lavedra una avenida urbana, con un tráfico más lento.

Demolición sin fecha
El concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Díaz Grandío, mantuvo con los responsables de los centros que flanquean Alfonso Molina, el CEIP Concepción Arenal y el IES Fernando Wirtz, para tantearles sobre la instalación de un paso de cebra frente a los Nuevos Juzgados tras la demolición de la pasarela ruinosa que todavía se levanta allí y de la que todavía se ignora cuando será retirada, igual que se desconoce cuándo se instalará el pasado de cebra.

Desde Stop Accidentes, que también participa en la iniciativa, señalan que la obra se demorará meses. “Todavía hay que hacer una fase previa de pedagogía para que la gente cambie de actitud”, explicó la presidenta, Jeanne Piccard. También señala que será necesario un informe técnico que aún se está redactando. El primer paso fue realizar mediciones de velocidad. El segundo será valor las medidas para reducir la velocidad al límite legal. Probablemente, un radar, como admitió Grandío.

De momento, los centros escolares están preocupados por los posibles atropellos, sobre todo de los alumnos. En la reunión que mantuvieron, el director del Fernando Wirtz, Rafael Menéndez, le anunció que el día anterior había sometido el asunto a votación en el consejo escolar y el rechazo había sido unánime: 18 presentes y 18 votos en contra. De momento, el Wirtz no quiere ese paso de cebra. Pero Grandío espera que al reducir la velocidad se disminuya “a pegada do tráfico rodado na contorna e nos centros de ensino”, dado que el instituto sufre el ruido del tráfico.

Comentarios