El Ayuntamiento deja al comercio sin ayudas al inicio del año por tercera vez

El Gobierno local vuelve a retrasar la resolución de los convenios para impulsar las zonas de compras

El Ayuntamiento deja al comercio sin ayudas al inicio del año por tercera vez
El mal tiempo tampoco ha ayudado a las ventas | patricia g. fraga
El mal tiempo tampoco ha ayudado a las ventas | patricia g. fraga

El comercio coruñés de proximidad ha iniciado un nuevo año –y van tres consecutivos– sin poder incentivar el consumo en el primer cuatrimestre del año con actividades que atraigan a los potenciales compradores. Los convenios que otorga el Ayuntamiento se están retrasando y, por si fuera poco, algunas agrupaciones están recibiendo requerimientos de documentación respecto a las subvenciones  de 2017. 
Hace pocas semanas que las asociaciones de comercio que así lo decidieron presentaron sus proyectos para la convocatoria de ayudas por concurrencia competitiva. Aunque no ha pasado mucho tiempo desde que el Ayuntamiento tiene en sus manos las ideas de los empresarios, la realidad es que esta especie de licitación por parte de la Concejalía de Empleo y Economía Social –responsable del área de Comercio– volvió a llegar tarde dado que ha impedido acciones específicas para reactivar el sector durante el primer cuatrimestre del ejercicio. 
Abril no ha terminado pero sería imposible, por margen temporal, organizar algún tipo de evento este mes dado que el Gobierno local solo cuenta con quince días para comunicar las resoluciones, en el caso hipotético de que decidiera acelerar el proceso. 
En este contexto, y con la dificultad añadida del mal tiempo predominante en estos meses, a los pequeños comerciantes no les ha quedado otro remedio que subsistir con las pocas compras que se van realizando sin que hubiese dinero para organizar actividades que sirvan de reclamo. 

Sin impulso a un sector básico
En los últimos años el retrasar bastante la concesión de los convenios (antes nominativos y ahora por concurrencia competitiva, en contra del sector) viene siendo una práctica habitual, que impide relanzar el segundo sostén  económico más importante por detrás del hostelero, como así lo indican los datos de empleo que maneja la Xunta, después de los gastos de las fiestas navideñas. 
Así, a pesar de que la campaña de las rebajas fue floja como indicaron a este diario distintos presidentes de agrupaciones al cierre de la temporada, el Gobierno local no termina de impulsar el consumo manteniendo los convenios sin resolver hasta bien entrado el año. 
En el mejor de los casos las acciones de algunas entidades comenzarán en mayo, a riesgo de que el pago municipal no llegue a tiempo. De hecho, en estas dos últimas convocatorias de ayudas hubo colectivos que prefirieron no concurrir para evitar endeudarse y luego tener problemas con los pagos a los proveedores, dado que el Consistorio suele pagar muy tarde. Tanto es así que las ayudas de 2016 aún se pagaron a finales del año pasado, junto con una parte de las del propio ejercicio. 
Según algunas fuentes consultadas, todavía hay un porcentaje por abonar relativo a 2017 pero en las últimas semanas algunas asociaciones han comenzado a recibir nuevos requerimientos de documentación sobre los proyectos realizados, lo que de nuevo complica los cobros por planes dinamizadores ya celebrados.