• Viernes, 19 de Octubre de 2018

El Ayuntamiento consigue que Hacienda le ceda la Casa del Consulado de forma definitiva

El Ayuntamiento ya tiene plenos poderes sobre el edificio de la Casa del Consulado. El gobierno municipal y el Ministerio de Hacienda firmaron ayer, de forma definitiva, la cesión gratuita del inmueble por parte del Ejecutivo central.

El Ayuntamiento consigue que Hacienda le ceda la Casa del Consulado de forma definitiva
El alcalde y el delegado de Hacienda visitaron ayer las instalaciones
El alcalde y el delegado de Hacienda visitaron ayer las instalaciones

El Ayuntamiento ya tiene plenos poderes sobre el edificio de la Casa del Consulado. El gobierno municipal y el Ministerio de Hacienda firmaron ayer, de forma definitiva, la cesión gratuita del inmueble por parte del Ejecutivo central. Este acuerdo permitirá que la actividad cultural de la que es contenedor la propiedad continúe a pleno rendimiento, si bien el alcalde, Carlos Negreira, reconoció que están programando obras para el segundo semestre del año.
“Tras más de 200 años, hoy alcanzamos una solución definitiva después de finalizar la prórroga de la cesión temporal en diciembre de 2013”, resaltó ayer el regidor, Carlos Negreira, tras rubricar el convenio con el delegado de Hacienda en A Coruña, Emilio Vázquez. Según el alcalde, que el control de la Casa del Consulado pase a María Pita supone “no solo la continuidad de su actividad cultural, sino que se incrementa el patrimonio cultural del Ayuntamiento”.
No en vano, el edificio alberga la Biblioteca del Real Consulado, la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora del Rosario, y las academias gallegas de Jurisprudencia y Legislación, Gastronomía y Audiovisual. A los representantes de estas, Negreira les dijo que pretendía “apuntalar la labor” que vienen haciendo “y que se ha convertido en una de las señas de identidad de la ciudad”. Asimismo, en el espacio se guardan “grandes tesoros” como un manuscrito inédito de Quevedo y las cuentas de las obras de restauración de la Torre hechas por Giannini.
El grueso del acuerdo alcanzado ayer recoge la obligación del gobierno municipal de hacerse cargo de “la gestión íntegra de las actividades que se desarrollen en el inmueble”. No obstante, estas deberán ir ligadas siempre “al fomento del estudio y difusión de la cultura, la ciencia y la investigación”.

trabajo con patrimonio
Además de la responsabilidad de la gestión cultural, sobre el equipo de gobierno recaerá la realización de tareas de mantenimiento y conservación. “Ahora podemos afrontar las decisiones necesarias para mejorar la situación del edificio. Ya estamos acabando de redactar el proyecto de ejecución consensuado con la Dirección Xeral de Patrimonio”, resaltó Negreira.
Dentro del documento se incluyen obras de renovación de la instalación eléctrica, así como la resolución de problemas de humedades y “estanqueidad”. En este sentido, está previsto que los trabajos comiencen en el segundo semestre del año. n