• Miércoles, 20 de Junio de 2018

El Ayuntamiento anuncia que no retirará los olmos de Primo de Rivera

Finalmente, el Ayuntamiento no trasladará los olmos que jalonan la avenida de Primo de Rivera para construir el carril bici, medida que había sopesado y que había suscitado fuertes protestas de los movimientos medioambientales.

El Ayuntamiento anuncia que no retirará los olmos de Primo de Rivera
Los olmos de Primo de Rivera han sufrido mucho por la poda excesiva | javier alborés
Los olmos de Primo de Rivera han sufrido mucho por la poda excesiva | javier alborés

Finalmente, el Ayuntamiento no trasladará los olmos que jalonan la avenida de Primo de Rivera para construir el carril bici, medida que había sopesado y que había suscitado fuertes protestas de los movimientos medioambientales. La concejala de Medio Ambiente, María García, lo confirmó ayer, pero asegura que en todo momento el Ayuntamiento dijo que Primo de Rivera seguiría siendo una avenida arbolada: “Agora parécenos positivo que as árbores permanezan e irémolosmonitorizando”.

A pesar de la noticia, que celebran los grupos medioambientales, eso no significa que los olmos sobrevivan porque llevan años arrastrando “podas moi drásticas e pola sua ubicación nunha vía de alta capacidad”. Expertos consultados reconocen este problema: “Sí que están hechos una porquería, están muy castigados. Los podan porque creen que así no tendrán que recoger tantas hojas en otoño”. Estas mismas fuentes apuntan a que lo que necesitan los árboles (además de los olmos hay algún arce) es una “talla de formación”. Es decir, moldear sus ramas, y no cortarlas sin más.
Por otro lado, también descartan que una avenida por la que se circula a cincuenta kilómetros por hora sea un lugar inadecuado para los olmos, como insinuó María García: “No les afectamente absolutamente para nada, no les hace ningún daño y son totalmente resistentes a la contaminación”.
La viabilidad futura de estos árboles se irá estudiando, prometió García, al tiempo que garantizó que se manejarán “co maior coidado posible” y que si en determinado momento hay que sustituirlas por enfermedad o riesgos de seguridad “haberá que abordalo”. Las fuentes expertas consultadas apuntan a que los olmos revivirán simplemente si se dejan de podar.

El carril bici discurrirá al borde de los jardines de Méndez Núñez y posteriormente continuará por la avenida de Linares Rivas y por la AC-12 hasta enlazar con el tramo de San Diego. Contará con una longitud de 5,3 kilómetros y permitirá conectar la cala de Bens con la ría de O Burgo.