domingo 24/1/21

Las avispas “asesinas” amenazan a los vecinos de una comunidad de la segunda fase de Elviña

Los vecinos del número tres de la calle de Álvaro Cunqueiro pasan  estos días de verano con las ventanas cerradas, a la espera de que los operarios de Tragsa acudan a retirar un nido de avispas asiáticas que han descubierto a la altura del tercer piso.

La comunidad mantiene las ventanas cerradas pedro puig
La comunidad mantiene las ventanas cerradas pedro puig

Los vecinos del número tres de la calle de Álvaro Cunqueiro pasan  estos días de verano con las ventanas cerradas, a la espera de que los operarios de Tragsa acudan a retirar un nido de avispas asiáticas que han descubierto a la altura del tercer piso. Hasta que el avispero haya sido retirado, la comunidad de vecinos aconseja no abrir las ventanas, aunque asegura que los molestos insectos de la especie Vespa Velutina desaparecerán “en breve”.
El día 7, una dotación de Bomberos ya había retirado otro nido de la llamada avispa velutina que habían descubierto en un edificio de O Ventorrillo. En muchas ocasiones, estos se localizan en lugares muy elevados, bajo el alero de un tejado o en una esquina de una fachada, y es necesaria la intervención de los bomberos. 
Hace tiempo que esta especie invasora da que hablar, a medida que se extiende por toda la geografía gallega. En A Coruña, por ejemplo, cada vez hay más avistamientos: si en 2015 el número de nidos de este insecto fueron 45, según el programa de vigilancia y control de la Consellería de Medio Rural, en lo que va de año los expertos de Tragsa ya han retirado o neutralizado otros tantos. Fuentes de la Xunta matizan que los avisperos detectados en los primeros meses del año suelen estar inactivos, de manera que pertenecen realmente a la temporada anterior, pero se computan este año, puesto que es cuando se retiran. Medio Rural asegura que la presencia de estos insectos en un entorno fuertemente urbanizado como es el municipio coruñés no es tan excepcional como pudiera parecer.  Sobre todo en barrios periféricos como O Ventorrillo, Los Rosales o los polígonos comerciales que la rodean, como es el caso de Pocomaco.

peligro para las abejas
Aunque el sobrenombre de avispa “asesina” causa temor entre el público por la posibilidad de ser víctima de sus aguijonazos, desde la Consellería de Medio Rural aseguran que no existe ningún peligro para la población, puesto que la velutina no es más agresiva con el ser humano de lo que puede serlo la avispa común (nombre científico Crabro), excepto si se es alérgico, lo que aqueja al 1% de la población. Solo atacan si se sienten amenazadas, de manera que basta con mantenerse a cinco metros de distancia para estar a salvo. 
Lo que realmente preocupa a las autoridades es el efecto que tiene en las colmenas de abejas, porque centran en ellas su comportamiento “asesino”, diezmándolas. El exterminio de las abejas significa que no pueden cumplir su papel de polinizadoras de muchas especies, lo que amenaza tanto cultivos como ecosistemas. Por otro lado, el insecto es bastante fácil de diferenciar de su pariente autóctono. Medio Rural recuerda que las asiáticas tienen las patas marrones y el cuerpo mucho más oscuro que las autóctonas, casi negro.
Además, son de menor tamaño (tres centímetros de largo, comparado con los 3,5 de la especie del país). Por el contrario, sus nidos son más grandes, de hasta un metro de alto, y se caracterizan por tener el agujero de acceso en medio, en vez de en la parte de abajo, como ocurre con la avispa Crabro. Se encuentran sobre todo en lo alto de árboles. Si se descubra una, las autoridades piden que se llame al teléfono 012.

Comentarios