sábado 24.08.2019

Un avería en un contenedor arroja una lluvia de botellas sobre un coche en Matogrande

El cable que controla el cierre se rompió, provocando que el vidrio cayese fuera del depósito del camión de recogida

El accidente dañó el parabrisas del turismo al quedar cubierto de botellas
El accidente dañó el parabrisas del turismo al quedar cubierto de botellas

“Yo trabajo aquí y la Policía me localizó y me dijo lo que había pasado, comentaba el dueño del vehículo que alrededor de la una, recibió una lluvia de cristal procedente de un contenedor cuando este estaba siendo alzado por una grúa del servicio de recogida de basuras, destrozando el parabrisas. Según comentaron fuentes de STL, el accidente se debió a que se rompió el cable que controlaba el cierre de la base del contenedor, que se abrió antes de tiempo, produciendo el aluvión de botellas. El sindicato recordó que existe una partida presupuestaria para renovar la flota de contenedores como parte del servicio de recogida de basura, en torno a tres millones de euros que todavía están en fase de licitación.  

El presidente del comité de empresa de Cespa, Luis Varela, recordó que llevan tiempo denunciando el mal estado de los contenedores. “Hace año y medio  enviamos un escrito al Ayuntamiento”, asegura. El tiempo y el óxido han provocado que muchos de los recipientes esten dañados, sobre todo los dedicados al reciclaje. Otra empresa, Urbaser, se dedica a los contenedores amarillos, sustituyendo las ruedas o cualquier otro defecto que presenten, pero los contenedores de reciclaje, como es el papel o el cristal, presentan un claro deterioro. 

Al lugar de los hechos, en la calle de María Puga Cerdido, acudieron dos motoristas de la Policía Local que levantaron un atestado de lo ocurrido. También fue necesario redirigir el tráfico para recoger los cientos de botellas que se habían desparramado por el suelo, pero no fue necesario cortar la calle al tráfico. Cerca de media hora después, todo estaba recogido aunque seguía flotando en el aire un hedor a cerveza rancia, procedente de los botellines. En cuanto al coche afectado, tuvo que ser retirado por una grúa. 

Falta de capacidad
Se trata del segundo incidente relacionado con Cespa que tiene lugar en lo que va de semana. El miércoles, un tractor de los que se utilizan habitualmente en labores de mantenimiento de las playas sufrió ayer un curioso percance: regresaba hacia su base en A Grela por la avenida de Finisterre cuando una de sus enormes ruedas se soltó del eje. “Creemos que fue por la corrosión”, comenta el presidente del comité de empresa, Luis Varela, del sindicato STL. Insiste en que este no es sino el último recordatorio del mal estado en el que se encuentra el parque móvil de la concesionaria de los servicios de recogida de basura y de limpieza viaria: “Entendemos que no aguantará hasta la próxima adjudicación del contrato”.. 

El tractor llevaba años expuesto a la humedad salina del mar, así que no era de extrañar que se oxidara. El problema es que el resto de los vehículos de la actual concesionaria, Ferrovial-Cespa, no está en mucho mejor estado. “Hace dos años que acabó la concesión de recogida de basura y dos y medio de la de limpieza viaria”, recuerda Varela. 

Aunque las máquinas de limpieza viaria también se encuentran en mal estado, son los camiones los que más preocupan, puesto que se encargan de la recogida de basura. Actualmente existen cerca de 40 camiones que componen la flota de Cespa, aproximadamente, pero muchos llevan décadas en servicio y se averían aunque se efectúen las reparaciones. Estos vehículos recorren 25 rutas que abarcan por toda la ciudad, por lo que se necesitan ese mínimo de camiones para cumplir el servicio. 

El contrato de recogida de basuras es un convenio de ocho años y 131.016.374,11 euros. A principios de mes que se publicó la documentación para el servicio de limpieza viaria en A Coruña, con un presupuesto de 13.625.237 euros al año. “Entendemos que se está dilatando muchísimo”, opina Varela.

Comentarios