viernes 4/12/20

Los autónomos vinculan la caída de las afiliaciones con el parón que vive la ciudad

El colectivo también cree que la gente ha tomado conciencia de la dificultad de formar parte de ese régimen laboral

Los sectores más afectados son el comercio y la educación | quintana
Los sectores más afectados son el comercio y la educación | quintana

En paralelo a la evolución en positivo de las empresas, gracias entre otras cosas a la internacionalización, comentada por la Confederación de Empresarios de A Coruña y la Asociación de Jóvenes Empresarios de A Coruña (AJE), las agrupaciones de autónomos aseguran que el ritmo de altas en el régimen especial han caído en la ciudad. En parte lo vinculan a una supuesta parálisis de acciones y apoyos al sector en el municipio.

La Federación de Autónomos de Galicia (Feaga) afirma que “después de dos años de crecimiento, en el presente año 2017, el número de autónomos desciende mes tras mes”. El análisis es a nivel estatal pero también lo extrapolan a la ciudad. “En relación a A Coruña, lo que nosotros detectamos es un gran parón en la actividad”, destaca el presidente del colectivo, Francisco Javier Pérez Bello.

Según las estadísticas que manejan, “es cierto que no hemos detectado un gran número de bajas”, si bien tampoco tienen noticias de nuevas altas. La estabilidad, en parte negativa porque todavía queda mucho que avanzar para salir de la crisis, se ha instalado entre los emprendedores coruñeses.

“Falta” de apoyo municipal

“La gente está como a la expectativa”, destaca, algo que achaca tanto a los problemas surgidos en la política nacional como a “la falta de una política municipal de apoyo a los sectores productivos”.

En opinión de Pérez Bello esto “afecta, sin duda, a que haya en estos momentos muy pocos nuevos emprendedores” en A Coruña. Esa percepción está relacionada fundamentalmente con líneas de negocio como el comercio minorista, los profesionales de la educación e, incluso, de la construcción. De hecho, la denuncia de la falta de licitación por parte del Ayuntamiento en este último caso en particular no es nueva.

Por su parte, los responsables de la delegación gallega de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que está ubicada en A Coruña, reconocen que “el número de altas ya no es tan elevado como otros años, se estabilizó un poco”. La entidad sostiene que se dio un “boom” en Galicia y, en consecuencia, en la ciudad cuando empezaron a aparecer las ayudas al emprendimiento como posibilidad de autoempleo frente al paro. Pero hubo cierres porque “la gente se metió sin un plan de empresa, sin un estudio de viabilidad...” y acabó abandonando.

El 80% no pasan de dos años

Tanto a nivel local como estatal, el representante de Feaga sostiene que “el 80% de los nuevos negocios no superan los dos años de vida, duran lo que duran las ayudas al emprendimiento”.

“Hay muchísima rotación en las nuevas actividades creadas en los años más duros de la crisis y enormes dificultades para la consolidación de las mismas”, lamenta la federación.

Desde ATA piensan que en la caída de las altas también ha pesado que la gente está más concienciada de las dificultades que tiene ser autónomo o la posibilidad de encontrar un puesto por cuenta ajena más fácilmente.

Comentarios