domingo 23.02.2020

Aumentan las solicitudes para poder convertir bajos comerciales en viviendas

La mayoría de las peticiones son denegadas porque no cumplen con los requisitos mínimos de habitabilidad
En la última junta de gobierno se denegó la licencia para convertir un bajo en vivienda en la calle de la Justicia | p. g. fraga
En la última junta de gobierno se denegó la licencia para convertir un bajo en vivienda en la calle de la Justicia | p. g. fraga

El área de Urbanismo ha detectado en los últimos meses un incremento en el número de solicitudes para transformar bajos comerciales en viviendas aunque en la mayoría de los casos los expedientes terminan denegándose porque no cumplen con los requisitos mínimos de habitabilidad.

Esta tendencia se da desde hace algunos meses y es una de las salidas que buscan los coruñeses ante los problemas tanto para encontrar un uso para los espacios comerciales vacíos como para encontrar vivienda.

En la junta de gobierno de la semana pasada se denegaron dos licencias para la conversión de sendos bajos en viviendas. Desde el área de Urbanismo apuntan que hay que se muy “rigurosos” a la hora de habilitar este tipo de transformaciones y cumplir una serie de requisitos.

Estos se centran en las condiciones de habitabilidad y la salida de humos. En cuanto a la primera, entre las causas más habituales que impiden que un local comercial se convierta en vivienda es que la altura de los techos no alcance los mínimos requeridos de acuerdo a la normativa y que, por lo menos, dos de las estancias den a la vía pública. Esta última es la que en la mayoría de los casos provoca que el Ayuntamiento termine denegando las licencias para habilitar viviendas a pie de calle por la distribución con la que se crean los locales, que difícilmente se pueden adaptar a los requerimientos establecidos para las viviendas. A todo ello hay que sumar la existencia de una salida de humos para adaptarse a las condiciones de seguridad, otro aspecto que también dificulta en gran medida la transformación.

Dificultades

Uno de los motivos que provoca el incremento de este tipo de solicitudes reside en los problemas que encuentran los coruñeses a la hora de acceder a una vivienda. El alza de los precios contribuye a que los ciudadanos busquen alternativas y en el último período los bajos comerciales constituyen una de las más demandadas.

A esto se une que los dueños de los bajos encuentran cada vez más dificultades para conseguir alquilar los espacios para que se instalen negocios, por lo que también se ven abocados a encontrar otros usos y tratan de que su conversión en lugares para habitar sea la salida.

Desafortunadamente para ambos bandos la mayor parte de los procesos finalizan con una denegación por parte del área de Urbanismo al no cumplirse las condiciones mínimas.

Esto contrasta con la dinámica general en cuanto a la concesión de licencias. Desde que se produjo el cambio de responsables en María Pita a mediados del pasado mes de junio se concedieron un 45% más de permisos que durante la primera mitad del año.

Los problemas para dar salida a los locales y para acceder a una vivienda motivan esta alternativa

Durante el segundo semestre de 2019 se otorgaron 343 permisos para diferentes actividades relacionadas con el Urbanismo, mientras que en los primeros seis meses del año habían sido 236. El Gobierno local del PSOE ejecutó una serie de cambios dentro de este departamento con el objetivo de agilizar estos trámites. En los 100 primeros días de gobierno se otorgaron 120 permisos, mientras que la Marea, durante su “período de gracia”, validó 33.

Estos cambios en el departamento de Licencias vinieron motivados por la situación que se encontraron los responsables de la concejalía al llegar a sus puestos. A esto hay que unir que durante el mandato pasado hubo quejas recurrentes desde diversos sectores por la lentitud y las complicaciones hasta que se lograba uno de estos permisos. Esto tenía como efecto un perjuicio en el ámbito económico, ya que impedía que posteriormente se contratasen obras y otras intervenciones.

Protagonismo

La Concejalía de Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad está llamada a ser una de las grandes protagonistas durante este mandato por los proyectos que tiene en mente o en marcha el Gobierno municipal.

Estas actuaciones van desde la peatonalización de calles como la del Alcalde Marchesi o zonas del entorno de la plaza de Lugo a grandes proyectos como la rehabilitación de varios mercados municipales, el derribo del viaducto de la ronda de Nelle o la construcción y puesta en funcionamiento de la estación intermodal, pasando por otras como el incremento de lugares con carril bici, el regreso del carril bus o las modificaciones en torno a las líneas de autobús urbano.

Todo ello sin olvidar la previsión de reformar la zona del Paseo Marítimo entre San Antón y Adormideras, de la que desaparecerán los raíles del tranvía y se ganará espacio para los peatones, la conversión de San Andrés en un bulevar o la continuidad de la plataforma única desde Puerta Real hasta el Rectorado.

Comentarios