Viernes 22.02.2019

Audias innova a través de un proyecto basado en la psicoacústica

El centro auditivo cuenta con un método, pionero en España, basado en la sensación que causa cada frecuencia de sonido en el cerebro del paciente para, de este modo, hacer un ajuste más detallado y personalizado en función de lo que necesite

Los profesionales de Audias realizan análisis personalizados para cada paciente | javier alborés
Los profesionales de Audias realizan análisis personalizados para cada paciente | javier alborés

Audias acaba de inaugurar su nuevo centro auditivo en la calle Rubine que cuenta con los últimos avances en tecnología audioprotésica. Además, tiene en su interior un museo privado de la evolución de los audífonos perteneciente al presidente, Jesús Luaces, además de una sala de conferencias.

Todo comenzó en 1989 en Alemania, siendo uno de los primeros gabinetes audioprotésicos de la parte oriental del muro. El director de Audias, Christoph Schnitzler, inició junto a su socio la aventura pero, por circunstancias de la vida, se enamoró de Galicia y trajo su proyecto aquí, donde no existía dicha profesión.

Audias fue pionero en introducir el sistema de ajuste ACAM®5 en España, basado en la psicoacústica, convirtiéndose en uno de los avances más prometedores dentro de la disciplina audioprotésica. El sistema no es novedoso fuera de España. En Alemania obtuvo una norma ISO en 2006. 

Marcan la diferencia
El uso de audífonos es, en la mayoría de los casos, “la única y mejor solución para disfrutar de una vida social y laboral plena”, explican en Audias. “El audífono es un producto sanitario y hay que darle la importancia que tiene”, asegura Luaces e insiste en lo necesario que es el papel del audioprotesista, debido a que va a “producir el pequeño milagro: volver a oír, participar y entenderse con la gente”.

En Audias, basan sus estudios en la psicoacústica, a diferencia de otros centros que se centran en “la audiometría y la estadística”. Schnitzler explica que otras empresas “intentan crear una programación ideal para cada paciente, pero hay veces que la gente se encuentra por encima o por debajo de la estadística” sin cumplir los objetivos y aprovechar el potencial que ofrecen los audífonos.

Sin embargo, la psicoacústica mide la sensación que causa cada frecuencia de sonido en el cerebro del paciente y eso permite hacer un ajuste más personalizado. Además, tienen un servicio para reajustar adaptaciones de otros centros, “para que el paciente vuelva a aprovechar su audífono de una manera satisfactoria”.
Schnitzler asegura que el paciente entiende mejor gracias a este sistema, incluso, “en ambientes ruidosos y percibe un sonido más natural”. Una serie de características que marcan la diferencia, “el audífono aporta calidad de vida”, concluye Luaces.

Comentarios