miércoles 16.10.2019

Atracan una sucursal bancaria de Juan Flórez a media mañana

Un individuo con una gorra y armado con una pistola se llevó cerca de 5.000 euros antes de darse a la fuga

La sucursal de Targobank cerró tras el atraco | quintana
La sucursal de Targobank cerró tras el atraco | quintana

La Policía Nacional investiga el robo que sufrió una sucursal de Targobank de la calle de Juan Flórez pasadas las diez y media de la mañana. Supuestamente, un hombre armado habría entrado en el local y se habría hecho con una cantidad de dinero metálico de la caja que podría rondar los 5.000 euros antes de darse a la fuga.

Todo ocurrió tan rápido que nadie, excepto el personal que se encontraba dentro de la sucursal, se dio cuenta de lo que había ocurrido. La alarma solo cundió en la calle de Juan Flórez cuando aparecieron los primeros coches patrulla de la Policía Nacional, con las luces encendidas. Y poco después, los curiosos pudieron contemplar la llegada de agentes de la Policía Judicial, que tomaron testimonio de lo que había ocurrido allí y se hicieron con las grabaciones de las cámaras de seguridad para su posterior estudio. 

A la carrera 
La información que ha trascendido es que el sujeto, al parecer de origen sudamericano, entró con el rostro oculto por una gorra en el local y encañonó con una pistola a los empleados. Estos le entregaron el dinero en metálico que tenían en caja antes de que él se diera a la fuga. Según parece, a pie, aunque no se descarta que un cómplice le esperara en una calle aledaña a bordo de un vehículo. 

Poco después, la oficina echaba el cierre y colgaba de la puerta un cartel donde se podía leer el eufemístico mensaje de “Esta sucursal estará cerrada por problemas técnicos”: Más tarde se presentó un guarida de seguridad, que esperó en la entrada, pero que no llegó a acceder porque el personal de la oficina había acudido a comisaría a presentar la denuncia. Al parecer, nadie resultó herido. 

En el centro 
Por otro lado, esta zona de la ciudad ha sido el escenario de por lo menos de otro atraco en lo que va de año. El ocho de junio un hombre vestido de oscuro asaltó la pequeña sucursal de la Caixa Rural Galega, situada en el cruce de la calle Betanzos con la de Rosalía de Castro. Encañonó a los empleados con una pistola y se fue llevándose un botín de varios miles de euros. Dos semanas antes, había tenido lugar otro atraco en una sucursal bancaria del Santander, ubicada en el cruce de la calle Vizcaya con Oidor Gregorio Tovar, en Os Mallos  
En todos los casos, se trataba de una pequeña sucursal, con escasas medidas de seguridad, y el atracador actuó en solitario y escapó a la carrera por la calle. Sin embargo, hay algunas diferencias, puesto que en asalto de la calle Vizcaya el sospechoso empleó un cuchillo para amenazar a los empleados.

Comentarios