martes 20/10/20

Los atascos por las obras en Linares Rivas se extienden por todo el centro

El principal acceso a la ciudad volvió a colapsarse ayer debido a las obras de carril bici que se están llevando a cabo en la avenida de Linares Rivas afectando a todas las calles que rodean la plaza de Ourense, como Federico Tapia.

En los peores momentos, la cola de vehículos podía llegar hasta el desvío hacia la ronda de Outeiro, según la Policía Local | pedro puig
En los peores momentos, la cola de vehículos podía llegar hasta el desvío hacia la ronda de Outeiro, según la Policía Local | pedro puig

El principal acceso a la ciudad volvió a colapsarse ayer debido a las obras de carril bici que se están llevando a cabo en la avenida de Linares Rivas afectando a todas las calles que rodean la plaza de Ourense, como Federico Tapia. A pesar de los esfuerzos de la Policía Local, que trató de mejorar la fluidez del tráfico manipulando el sistema semafórico, no se pudo evitar que la cola de vehículos llegara hasta la altura de los Nuevos Jugados, una visión inusual en agosto, pero que se espera que se repita hoy. Si las previsiones municipales se cumplen, quizá mañana se libere parte del carril ocupado ahora. Para conseguir tenerlo a punto, los operarios trabajan a contrarreloj aunque, oficialmente, los trabajos finalizarán esta semana, según un comunicado del Ayuntamiento.
“Es un embudo”, comentaron fuentes de la Policía Local. El carril afectado por las obras de la vía ciclista es, probablemente, el más importante de la ciudad, porque canaliza gran parte del tráfico a la avenida del Puerto y el túnel de La Marina. Sin él, los conductores tienen que agruparse en los dos carriles restantes puesto que el tercero es de obligado giro a la izquierda. Al aguardar su turno para tomar la avenida del Puerto, el atasco es inevitable, aunque los conductores quieran tomar las calles aledañas, como las que rodean la plaza de Lugo.
Fuentes de Tráfico señalan que la mejor opción es salir de Alfonso Molina cuanto antes, en cualquiera de las rondas. Ya sea la Tercera Ronda, la de Outeiro, o la de Nelle. Cualquiera implica un rodeo, pero fuentes de la Policía Local consideran que es una opción mejor que verse atrapado en el atasco permanente cuyo epicentro es la plaza de Ourense
Es más, si el atasco duró toda la mañana y fue bastante grave, por la tarde, la situación fue aún peor, porque los conductores que se dirigían a la ciudad para asistir a los conciertos y otras actividades veraniegas quedaron atrapados en un embotellamiento que llegó hasta la altura del cruce con la ronda de Outeiro. Algunas voces apuntan a que las obras en un punto tan delicado de la ciudad deberían haberse llevado a cabo en horario nocturno, como ocurrió con el túnel de O Parrote. O, por lo menos, haberlas anunciado con más anticipación. En todo caso, la costumbre manda, y son muchos los conductores que se empeñan en llegar al centro de la ciudad por la ruta más directa.
Más cortes
Pero la situación puede empeorar todavía más porque el Ayuntamiento anunció ayer que se efectuarán más obras. En horario de 09.30 a 12.30 horas se llevarán a cabo trabajos en la mediana ajardinada. En principio, no se espera que se ocupe ningún carril de circulación, excepto un camión que recogerá de vez en cuando los restos de plantas y que estacionará en el carril izquierdo.
La Concejalía de Movilidad tiene proyectado señalizar con conos junto a la mediana en la zona de trabajo, siempre en sentido salida, puesto que en estos momentos ocupar otro carril de entrada supondría el colapso total.

Comentarios