domingo 25/10/20

La vuelta de la playa provoca retenciones kilométricas en los peajes de la autopista

Con las altas temperaturas, y la consiguiente afluencia a los arenales, y la “operación retorno” de todos los domingos, también volvieron los atascos a A Coruña.
Las primeras retenciones se produjeron a media mañana, en la salida del peaje a la AP-9, a la altura de la playa Miño.
En la avenida de Alfonso Molina también se produjeron algunas colas, aunque en menor medida Quintana

Con las altas temperaturas, y la consiguiente afluencia a los arenales, y la “operación retorno” de todos los domingos, también volvieron los atascos a A Coruña.

Las primeras retenciones se produjeron a media mañana, en la salida del peaje a la AP-9, a la altura de la playa Miño. Allí, algún usuario mostró su indignación al considerar excesivo el precio del peaje, de 2,20 euros entre A Coruña y Miño-Perbes, para “estar más de media hora en una cola”, sin que en ningún momento se tome la decisión de levantar las barreras por parte de la concesionaria de la AP-9.

Por la tarde, coincidiendo con el regreso de cientos de conductores a la ciudad, se provocaron nuevos atascos, en este caso en los peajes de Macenda y de Guísamo, y, en menor medida, en la avenida de Alfonso Molina.

En el primero de los casos, a la altura del municipio abegondés, las retenciones, según indicaron desde la Dirección General de Tráfico (DGT) alcanzaron los dos kilómetros “en momentos puntuales”, de entre un kilómetro y kilómetro y medio alrededor de las 21.00 horas. En Guísamo también hubo colas, pero menores y por intervalos. En ambos puntos, en dirección A Coruña.

Desde Oleiros señalaron que la afluencia a las playas causó algunos problemas en el entorno de Santa Cristina, pero “nada extraordinario” teniendo en cuenta las altas temperaturas registradas este domingo, día 22.

Esta misma semana, el conselleiro Agustín Hernández advertía de que el Gobierno gallego no está dispuesto a permitir que se repitan cada año las imágenes de cientos de vehículos esperando para pagar el correspondiente peaje en las autopistas respondiendo así a las largas colas de coches que el pasado domingo, día 15, se concentraron a la altura de Guísamo, Ferrol o Teo.

Las primeras colas se registraron por la mañana en Miño, y se repitieron por la tarde en Macenda

Ante esta circunstancia el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, aseveró que no se podía consentir que esa imagen se sucediese cada verano, razón por la que llamó a Audasa, a tomar las medidas oportunas.

Para el representante autonómico, la empresa debería haber encontrado ya una solución para estas circunstancias y, en este sentido, no descartó la inclusión de una cláusula que limite el número de vehículos en espera, para que, cuando se supere, la empresa haya de abrir las barreras de los peajes. n

Comentarios