martes 27/10/20

Atascos hasta Santa Cruz por un vuelco en Alfonso Molina frente a Palavea

Un atasco de varios kilómetros de largo que se prolongó durante más de una hora fue la consecuencia más grave que tuvo un accidente de tráfico en la avenida de Alfonso Molina.
La Guardia Civil examinó el interior del vehículo una vez vuelto a colocar sobre sus cuatro ruedas.	quintana
La Guardia Civil examinó el interior del vehículo una vez vuelto a colocar sobre sus cuatro ruedas. quintana

 Un atasco de varios kilómetros de largo que se prolongó durante más de una hora fue la consecuencia más grave que tuvo un accidente de tráfico en la avenida de Alfonso Molina. Según fuentes de la Policía Local, el siniestro se registró a las nueve y cuarto de la mañana, pero fueron agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil los que acudieron al punto en el que tuvo lugar la salida de vía, en dirección entrada a la ciudad a la altura de la Fábrica de Armas, no muy lejos de un cartel luminoso de la DGT que pedía a los conductores precaución. Poco después, cambiaba su mensaje para advertir a los usuarios de la vía que había un accidente y se enfrentaban a retenciones.

Según fuentes del Instituto Armado, en el siniestro no se vio implicado ningún coche además del que sufrió el vuelco que, al parecer, circulaba a excesiva velocidad: el turismo transitaba por el carril de adelantamiento cuando golpeó con la mediana de cemento, lo que hizo que el conductor perdiera el control y volcara sobre el mismo carril. En el vehículo viajaban dos personas. Ambas se encuentran fuera de peligro, pero sus heridas leves obligaron a que dos ambulancias del 061 las trasladó al Complejo Hospitalario Universitario.

Mientras los dos accidentados eran atendidos por los sanitarios, los agentes de la Guardia Civil tuvieron que cortar la circulación en el carril donde había quedado el coche volcado lo y señalizaron con conos el desvío. Es más, como la calzada estaba sembrada con fragmentos del coche siniestrado, tuvieron que cerrar el otro carril que tiene en ese punto Alfonso Molina, obligando al tráfico a rodear la escena del accidente por la vía auxiliar y el arcén.

La retirada de los coches obligó a cortar los dos carriles y a reconducir el tráfico por el auxiliar

 

Con la circulación estrangulada en hora punta, la fila de coches ocupó toda la avenida y llegó a Santa Cruz tras taponar también el puente de A Pasaxe. Los conductores que pretendían incorporarse a Alfonso Molina desde Pedralonga se encontraron con el atasco y lo empeoraron, formando su propia caravana que se prolongó por la avenida de Montserrat. Mientras tanto, la Guardia Civil trabajaba para volver a poner el vehículo sobre sus cuatro ruedas. Contaban con unos testigos de excepción: el equipo de rodaje de “Matalobos”. Estos se encontraban acompañando a la Unidad de Atestados de la Guardia Civil para rodar uno de los reportajes que emiten antes de la cada capítulo de la popular teleserie.

Después de que una grúa se llevara el coche siniestrado y de que se limpiara la calzada de los restos dejados por el vehículo, se reabrieron los dos carriles a la circulación. A las diez y media de la mañana, la normalidad se había restablecido en la principal vía de entrada y salida de la ciudad.

 Atropellos > Pero, más tarde, a las 18.30 horas, agentes de la Guardia Civil acudieron a la rotonda de Casablanca (aunque queda teóricamente fuera de su jurisdicción) para investigar un nuevo accidente: un atropello del que resultaron víctimas un matrimonio de unos 75 años de edad que atravesaban la calzada por un paso de peatones cuando fueron arrollados. Al parecer, solo sufrieron unas pocas contusiones pero fueron trasladados igualmente al cercano Complejo Hospitalario Universitario.

Más grave había resultado ser el atropello de Puerta Real en el cruce con la calle de Santiago una hora antes, en el que un turismo envió al hospital a R.A.A.T, un varón de 64 años, según informaron fuentes de la Policía Local, con un pronóstico de heridas leves.

Comentarios