domingo 25/10/20

La artista Alexandra Fernández lleva el cinetismo a San Andrés

Alexandra Fernández aterrizó ayer con casi 20 creaciones en el espacio que la Asociación de Artistas Plásticos Galegos tiene en San Andrés para contagiar de cinetismo las paredes y hacer que los curiosos se muevan estáticos. La venezolana trabaja en collage un estilo de líneas que danzan solas para que el espectador participe en la obra, “lo vea de un lado y de otro”. Para que observe cómo cambia. 
 

Alexandra Fernández aterrizó ayer con casi 20 creaciones en el espacio que la Asociación de Artistas Plásticos Galegos tiene en San Andrés para contagiar de cinetismo las paredes y hacer que los curiosos se muevan estáticos. La venezolana trabaja en collage un estilo de líneas que danzan solas para que el espectador participe en la obra, “lo vea de un lado y de otro”. Para que observe cómo cambia. 
Para pronunciar el efecto óptico, introduce elementos adicionales y el cinetismo triunfa, algo que “siempre me ha gustado”, incluso en el cine donde también trabaja. Además, el hecho de ser arquitecta le ayuda a reconocer antes los volúmenes que son perfectos para ponerlos a danzar sobre el papel. Confiesa que es algo que le engancha y que con sus conocimientos como base, camina sobre seguro hasta evitar el negro en sus obras. 
En la exposición, este color está ausente. A cambio, están el resto, por lo que las piezas además de cinéticas, tienen una condición estética a mayores. La combinación de tonalidades las convierte en bellas y en los collage, hay volumen, “lo que ayuda a verlas en 3D”. Alexandra va añadiendo formas para que el movimiento sea más rápido o más lento, según. Introduce curvas como si se tratara un circuito de formula 1 y a los relieves le reduce o amplía su grosor. 
Sus obras no se disfrutan en internet. Tampoco en fotos. Necesitan verse en directo. Del conjunto, solo hay una obra acrílica. Las demás son de celulosa y de colores que vienen impregnadas de un trama y una textura. En su país, autores como Carlos Cruz-Diez o Jesús Soto acunaron el cinetismo hace décadas. Lo pusieron a pasear por Caracas en murales y lo llevaron hasta París. La artista coge el testigo ahora para que las líneas bailen en San Andrés a su gusto.

Comentarios