domingo 17.11.2019

Aparece un socavón en la rotonda recién asfaltada tras unas obras en Monelos

Las personas que transitaban por las inmediaciones de Nuevos Ministerios se vieron sorprendidas en la tarde de ayer por un socavón que apareció en la calzada de la rotonda en la que confluyen la calle del Alcalde Pérez Ardá Caballeros
La Policía Local cortó un carril para facilitar los trabajos	quintana
La Policía Local cortó un carril para facilitar los trabajos quintana

  Las personas que transitaban por las inmediaciones de Nuevos Ministerios se vieron sorprendidas en la tarde de ayer por un socavón que apareció en la calzada de la rotonda en la que confluyen la calle del Alcalde Pérez Ardá Caballeros y la avenida de Monelos. El agujero, de metro y medio de anchura y otro tanto de profundidad, se descubrió pasadas las 15.00 horas, por lo que la Policía Local decidió intervenir para desviar el tráfico en la zona y evitar problemas mayores.

Durante toda la tarde, uno de los carriles de la rotonda permaneció cortado a la circulación para facilitar los trabajos de reparación del hoyo. Aunque la mayor parte de los coches pudieron transitar por el carril que quedaba libre, los vehículos de mayor tamaño, como camiones y buses, tuvieron que modificar su recorrido. Este es el caso de algunos líneas de transporte público que pasan por la zona, como el 14, 1A y 1. Para evitar problemas, la Policía Local decidió habilitar el párking de la estación de autobuses para que los vehículos pudiesen dar la vuelta y mantener su itinerario.

 Los buses urbanos y vehículos pesados tuvieron que modificar su recorrido debido a la incidencia

Filtraciones > Aunque no se conoce a ciencia cierta el origen del socavón, todo apunta a que las obras de reparación de una tubería realizadas en la zona hace dos semanas han tenido algo que ver. Desde la Empresa Municipal de Aguas de A Coruña (Emalcsa) consideran que la causa más probable es la rotura de dicha canalización. “Aunque el agujero no está en la misma línea que la tubería, puede ser que el agua que salió por la rotura se haya filtrado al terreno y lo haya removido, provocando el hundimiento del asfalto”, explicaron fuentes de la compañía.

En Emalcsa descartan que la amplia zanja que se excavó por debajo de la fuente de Monelos para arreglar la tubería haya tenido nada que ver con el socavón: “La zanja quedó bien tapada, así que lo más probable es que haya sido el agua, como suele pasar en casos de riadas o fuertes lluvias que se filtran al terreno”.

Los operarios de Emalcsa trabajaron durante toda la tarde para sellar el agujero y subsanar cuanto antes la incidencia, que no llegó a provocar grandes retenciones.

Comentarios