viernes 18/9/20

El aparcamiento de la calle Hospital también se reordenará para peatonalizar el centro de Monte Alto

El Ayuntamiento anunció esta semana que convertirá en oficial los aparcamientos oficiosos de la calle de Zalaeta, donde cada noche de los fines de semana los conductores aparcan en la mediana.

El aparcamiento de la calle Hospital también se reordenará para peatonalizar el 
centro de Monte Alto

El Ayuntamiento anunció esta semana que convertirá en oficial los aparcamientos oficiosos de la calle de Zalaeta, donde cada noche de los fines de semana los conductores aparcan en la mediana. Son 56 plazas de la ORA que permitirán compensar de sobra las 32 que desaparecerán en la calle de la Torre. La próxima vía en ganar aparcamiento, si Movilidad y Regeneración Urbana no cambia sus planes, será la vecina calle Hospital. De esta manera, el Ayuntamiento continúa con su plan de despejar de coches el centro del barrio de Monte Alto para desarrollar la ruta peatonal que unirá la antigua cárcel provincial con la plaza de España: “ O Camiño de Vixía”.

El Ayuntamiento tiene localizadas varias vías donde se puede generar más espacio para aparcar. Se trata de calles anchas de más de un carril donde los conductores aprovechan para aparcar en doble fila. Como eso significa que la mayor parte de las veces la circulación se reduce a un carril, el Ayuntamiento aprovecha para crear “bolsas de aparcamiento”, concentrando las zonas donde estacionar en estas calles para poder reservar otras a la peatonalización, a pesar de que muchos vecinos protestan por la molestia que supone tener que caminar varias calles para llegar al lugar donde han estacionado.

Participación ciudadana
El Ayuntamiento se está encontrando con una considerable resistencia a sus planes de peatonalización por parte de los vecinos del barrio, que priorizan el poder aparcar sus coches a la mejora en habitabilidad que promete con sus proyectos el Gobierno de la Marea Atlántica. Pero el plan avanza inexorable con o sin la aprobación vecinal, que ya se manifestó en el caso de la peatonalización de A Marola donde el Ayuntamiento organizó un proceso de participación ciudadana que no produjo ningún cambio en el plan original que había sido presentado a los vecinos.

En el caso de Hospital, el aparcamiento en batería se instalará en sentido bajada. De esta manera, además, compensará la pérdida de plazas de aparcamiento de la travesía de Victoria Fernández España, en Zalaeta, que la Concejalía de Regeneración Urbana anunció que iba a peatonalizar para crear una plaza de 900 metros cuadrados.

No todos los cambios se deben al proyecto “O Camiño do Vixía”: el primer paso para crear “bolsas de aparcamiento” se dio en febrero de 2016, cuando Defensa decidió vallar los solares de La Maestranza que los vecinos empleaban como aparcamiento Según los cálculos municipales, en un principio existían en el Oceanográfico, Paseo Marítimo y La Maestranza 132 plazas y con las medidas de optimización que se aplicaron (por ejemplo, convirtiendo el carril del tranvía en estacionamiento) se generaron 155 más: 44 en La Maestranza, otros 44 en el Oceanográfico y 67 a lo largo del Paseo Marítimo.

Esto sumaría un total de 287. Restando las 220 plazas de los solares vallados, se ganaron 67. En mayo de 2016 se dio otro paso cuando se reestructuró la circulación del entorno de la Ciudad Vieja: las calles de A Maestranza, Metrosidero, Nuestra Señora del Rosario y Los Ángeles se hicieron vías de un único sentido para crear 88 nuevas plazas. En octubre, se añadieron otras 63 en la ronda de Monte Alto, también eliminando un carril para disponer las plazas en batería.

Reunión vecinal
El concejal de Regeneración Urbana volverá a tratar de convencer a los vecinos en la reunión de la siete y media de la tarde de hoy en el centro cívico de Monte Alto para explicar porque la reforma de la Torre elimina 32 plazas.

Como ya ha insistido en anteriores reuniones, es incompatible poder aparcar debajo del portal con disfrutar de unas calles con aceras anchas y en condiciones para que circulen cochecitos o sillas de ruedas. Eso significa que los residentes de la zona tendrán que acostumbrarse a caminar 200 metros para coger el coche.

Comentarios