domingo 25.08.2019

El aparatoso vuelco de un camión corta San Cristóbal durante horas

Los Bomberos tuvieron que llevar a cabo un complicado rescate para extraer, ileso, al conductor de la cabina.

Fue necesario el uso de una autoescalera con cesta para poder rescatar al camionero del habitáculo que colgaba sobre el vacío | javier alborés
Fue necesario el uso de una autoescalera con cesta para poder rescatar al camionero del habitáculo que colgaba sobre el vacío | javier alborés

“Sentí cómo se vencía y me fui contra la bionda”, recordó ayer el ileso conductor del camión que protagonizó el espectacular accidente que cortó durante horas la circulación en la avenida de San Cristóbal, causando atascos tanto en Alfonso Molina como en la carretera de Baños de Arteixo. El joven destaca que dio negativo en el examen de alcoholemia que le practicó la Policía Local después de que los bBomberos lo rescataran de la cabina que había quedado inclinada sobre el paso inferior de la avenida, y explica cómo tuvo lugar el accidente. 

El camionero había salido pasadas las cuatro de la tarde con una carga de cartón prensado pero nunca había estado en A Coruña, así que, al tratar de incorporarse a Alfonso Molina, se equivocó de camino,y al volver a incorporarse a la avenida de San Cristóbal desde O Birloque fue cuando tuvo lugar el siniestro: “La curva es demasiado cerrada, giré, pero me subí a la bionda, y luego noté cómo se vencía”, explica el conductor. El pretil resistió el impacto del camión, aunque gran parte de la carga se desparramó sobre el carril inferior. 

Parte de la carga, consistente en varias toneladas de cartón prensado, se desplomó sobre el carril inferior 


La víctima quedó atrapada en la cabina, sujeta solo por el cinturón de seguridad El conductor reconoce que fue un momento de pánico cuando vio la altura, de más de diez metros, desde la que podía precipitarse. Afortunadamente, en ese mismo momento se encontraba allí una patrulla de la Policía Nacional, que alertó a los Bomberos. “Me dijeron que estuviese tranquilo, que me iban a sacar”, recuerda. Pero la operación resultó complicada, como reconoció el sargento al mando, porque la vía era estrecha, y el camión se encontraba sobre una gran altura. Además, no sabían durante cuánto tiempo podría aguantar el pretil tanto peso, y además, detectaron un pequeño derrame de combustible. 

Apoyo de grúas 
El problema del pretil se solucionó con un tirante que garantizaría que el camión no diera bandazos durante el rescate y el combustible, cubriendo de espuma la calzada. Tras sacar con la cesta de la autoescalera al camionero, aflojaron parte de la carga delantera con radiales para colocar las cadenas necesarias para abatir el camión sobre sus cuatro ruedas con la ayuda de dos grúas  . 

“Fue lento pero seguro”, concluyó el sargento de bomberos. Pero aún quedaba retirar la carga y el vehículo, tareas que se demoraron varias horas. A las ocho se abrió la vía inferior en dirección entrada y en dirección salida, pasadas las nueve, pero al cierre de esta edición, aun no se sabía si el camión podría arrancar o se necesitaría una góndola.

Comentarios