Martes 11.12.2018

Ánxela, de Bala “Les daremos mucha caña para que la comida les siente bien”

Bala hacen honor a su nombre y con dos discos en la guantera vienen de tocar “Lume” (Matapadre) en Australia y Japón, después de que un productor de las Antípodas se fijara en su estilo punzante que no escatima e impacta. Así, tras el mail del profesional, que les confirmó con fechas y actuaciones que no se trataba de un sueño, volaron con su música. 

El grupo tocará “Lume”
El grupo tocará “Lume”

Bala hacen honor a su nombre y con dos discos en la guantera vienen de tocar “Lume” (Matapadre) en Australia y Japón, después de que un productor de las Antípodas se fijara en su estilo punzante que no escatima e impacta. Así, tras el mail del profesional, que les confirmó con fechas y actuaciones que no se trataba de un sueño, volaron con su música. 
En Australia estuvieron “como en casa” y Japón les cautivó. Por su carácter diferente y la sorpresa que les causó al público cuando afilaron las guitarras. La músico recuerda con especial cariño las noches en Melbourne, “donde hay mucha actividad musical”. Después llegó el Resurrection, al que sigue “desde la primera edición” y el sueño se estiró como un chicle porque “nunca tocamos para tanta gente”. 
Hoy pasearán “Lume” en la plaza de José Sellier, a una hora en la que los coruñeses hacen la digestión. Sin embargo, las 15.00 les motiva: “Me gustan los conciertos temprano y les daremos mucha caña para que la comida les siente bien”. 
Como la mejor de las fórmulas para empezar el fin de semana, Bala tocarán de este y del anterior, donde las cosas cañeras pero sencillas están por encima de todo y las letras acuden para hablar de historias personales o se tornan punkies y caníbales: “Los dos discos salieron muy rápido”. Bala lanzarán su menú al mediodía en una forma también de llegar al ajeno, “que puede que salga corriendo o se quede”. l

Comentarios