Miércoles 26.06.2019

Los antepasados de la Casa del Agua

A Coruña contaba con diversas casas de baño en el pasado siglo XIX y el primer tercio del siglo XX.  Por ejemplo, en el número 20 de la calle del Socorro existía el Balneario de Cervigón .

Antigua casa de baños de O Parrote, la primera que tuvo la ciudad
Antigua casa de baños de O Parrote, la primera que tuvo la ciudad

A Coruña contaba con diversas casas de baño en el pasado siglo XIX y el primer tercio del siglo XX.  Por ejemplo, en el número 20 de la calle del Socorro existía el Balneario de Cervigón Guerra. En aquella zona de Orzán-Riazor, había varias como La Perfecta  de Bernardino de Aspiazu Álvarez, la cual se situaba en la misma playa de Riazor junto al peñasco que existe casi en medio de la playa que solicitó permiso al Ayuntamiento en 1886 y se lo concedieron en 1888. Siete años más tarde, la Comisión de Fomento pide la caducidad de dicha concesión.

También en aquel lugar de moda para los bañistas, se instala el Balneario de la Beneficencia Municipal. Esta nueva Casa de Baños se levanta en 1874 en la playa de Riazor, mediante un empréstito de 76.000 reales, que se dividen en 152 acciones, en su mayoría de 500 reales, el mayor accionista era Eusebio da Guarda, con ocho títulos. Se situaba en la playa de Riazor, frente a La Perfecta.
En Riazor habrá otras dos importantes casas de baño, La Primitiva y La Salud, mientras queen el Parrote (antiguamente Perrote) existió, hasta bien entrado el siglo XX, una casa de baños, que fue la primera con que contó A Coruña, ya que databa de 1839 y su promotor fue José Fernández Luego, en el arenal del Parrote, existió un balneario Flotante entre los años 1854-1856, situado entre la playa del Parrote y la rampa de acceso a la avenida de Montoto. Su propietario era Francisco Pola.

En aquella zona de Riazor, pero un poco más alejado del mar, se ubicaba el balneario de Santa Margarita que data de 1878, que contaba con buenos servicios y estaba rodeado de un frondoso jardín. Además, en el mismo inmueble estaba la fábrica de gaseosas Santa Margarita y el lugar era conocido por El Callejón de Cristales.

No obstante, sin lugar a dudas,las más importantes y mejor aceptada por la clientela coruñesa y de fuera de la ciudad, eran las casas de baño La Primitiva y La Salud.

La Primitiva nace como tal casa de baños en Riazor, propiedad de Guillermo Howland de Quesada, cuyo proyecto lo redactó el arquitecto santiagués Faustino Domínguez. Tenía 22 metros de frente y 16 de fondo. 
Al morir Quesada, se hizo cargo del negocio su viuda que solicitó al Ayuntamiento permisopara colocar un caño que atravesaba la vía pública de Rubine, para poder abastecerse de agua del mar. En 1883, Tomás Velázquez, adquiría este establecimiento y siete años después, esta casa de baños contaba con 12 pilas de mármol y 14 de azulejo blanco, capaz de dar 400 baños diarios de agua dulce y de mar. Estaba situado en Rubine 47 y será uno de los mejores en su género. A finales del siglo XIX, se convierte en propietario Antonio Nogueira, años más tarde el prestigioso Calvet era el encargado del gimnasio, y su masajista era el doctor Alfeirán. Los baños es taban supervisados por el doctorVillabille. Esta casa de baños es adquirida en 1903 por Ramón Juega Charlín y ocupaba en este tiempo una extensión de 1.500 metros cuadrados, con frente a Rubine y el lateral a la calle de Pondal, antiguo camino de lashuertas de Cristales y Payo Mouro, en cuyas inmediaciones estaba la capilla de La Estrella y popularmente se le conocía como El Chalet de Riazor.

En 1920 aquella avenida sufre un notable cambio y da lugar al nacimiento del Andén de Riazor, dejando de pertenecer en 1944 a la familia Juega, y pasa a manos de un tal Loureiro, que estará con dicha casa de baños unos dos años. Terminará por ser demolida en 1949, dejando paso a un nuevo edificio de viviendas que viene a sustituir a la casa de baños La Primitiva y la Casa de Ares.
En tanto que en Rubine 22, se situaba la de La Salud, propiedad de Juan de Villardefrancos, médico municipal en 1881. Este establecimiento contaba con una red de maromas en toda la extensión de la playa de Riazor, salvavidas, lanchas y bañeras para penetrar en el agua, cuyas instalaciones pasan a manos del doctor Ramón Borrego en 1900, contaba con 40 pilas de baño, la entrada al edificio se hacía por medio de un jardín, en cuyo centro se levantaba el pabellón de venta de billetes, material de baño y jabón, estaba rodeado de asientos y mesas de mármol. Sus habitaciones de baño eran seis de mármol blanco, dos de ladrillo de Valencia de colores y seis de mármol comprimido o mosaico y destinadas a baños de mar, provistos cada una de ellas de cuatro grifos: dos para agua de mar, caliente y fría, y otros dos para agua dulce en igual término.

Cabe destacar, que la playa deRiazor estaba dividida en dos  secciones, para las mujeres la zona situada entre el peñasco y las Esclavas y los hombres entre dicho peñasco y lo que es hoy el Andén de Riazor. Otro tanto sucedía con la del Parrote, en cuyo punto donde se alzaba la cimentación de la defensa del siglo XVIII, estaba acotada para mujeres y niños y la otra parte de la playa desde la Puerta el Parrote hasta el Clavo, dedicada a loshombres. 
 

Comentarios