domingo 21.07.2019

Un aniversario medieval cocinado con apuro

La Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja trabaja a contrarreloj para tener todo preparado para la Feira das Marabillas, que este año cumple 25 años en funcionamiento

Elegir a los expositores es una de las tareas más complejas | javier alborés
Elegir a los expositores es una de las tareas más complejas | javier alborés

Cuando para ocupar dos centenares de puestos las solicitudes rozan en medio millar el trabajo de desbroce de las propuestas no es fácil y menos cuando hay que seleccionar a los participantes de una edición especial. Así viven estos días los responsables de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja  (Aceca) que en menos de dos semanas afrontarán la vigesimoquinta edición de la Feira das Marabillas. 

Con muchas cuestiones por cerrar, de lo que no hay duda es de que la actividad no para en el seno de la agrupación. Esta semana mantuvieron un encuentro de coordinación con el Gobierno municipal y, según el presidente de Aceca, Adolfo López, en los próximos días toca seleccionar a los comerciantes que estarán ocupando las calles del casco histórico con sumo cuidado. 

Como mucho han llegado a disponer de 210 paradas, un número reducido en la plaza de María Pita, que este año será espacio reservado para los artesanos que todavía pueden mostrar cómo son sus oficios. Pese a que otros años se ponen en duda las ventas, lo cierto es que nadie quiere dejar de venir a un mercado que comenzó de manera tímida y reducida hace ya 25 años. Por ese cumpleaños, a los promotores les gustaría contar con alguna actividad distinta pero siguen trabajando en ello porque muchas se van de presupuesto para una acción que se “autofinancia”. 

Lo que ya está sorprendiendo a muchos es la cartelería de la Feira das Marabillas, que incluye un dragón que en los folletos irá en color plateado para destacar más y atraer a la Ciudad Vieja al público, cada vez más necesario por los efectos negativos de la peatonalización en los negocios. 

En este tiempo previo al día 23, cuando empieza todo, también se está “tratando de cerrar la programación” para que en los días clave una empresa externa se encargue de la gestión.

Comentarios