domingo 25/10/20

Andrés Suárez | “Creía que las musas estaban en los bares hasta que las encontré en el amanecer de la playa”

Ferrolano de pura cepa, el cantautor Andrés Suárez aterriza en A Coruña para dar un esperado concierto dentro su última gira, en el que presenta su nuevo disco “Desde una ventana”.
El artista muestra a través de su último trabajo un cambio de actitud y de aires, asegurando ser un disco más alegre y exultante que el anterior.

¿Cómo describiría el proceso de creación de su último álbum “Desde una ventana”? 
Fue un proceso muy luminoso y muy diurno. Venía de una etapa bastante de bares, de noche, de escribir de madrugada... Los cantautores tenemos esa fama. Creía que las musas estaban en los bares hasta que las encontré en los amaneceres de la playa, enterándome de todo con un café en la mano. Y así compuse este disco.
 
Si tuviera que definir el disco con una sola palabra, ¿cuál sería? 
Luz. Te diría luz y mar porque soy hijo y nieto de marineros, una persona que se crió entre Ferrol y Pantín, y tengo el mar echándolo demasiado de menos. Pero un disco que se compone por las mañanas amaneciendo, es luz.

Dice admirar a artistas como Damien Rice y Glen Hansard. ¿Se siente identificado con ellos?
Sí, porque creo que los tres buscamos el mismo sueño, y hacemos lo posible por perseguirlo. La búsqueda de un sueño es difícil y dolorosa en cualquier trabajo, pero a la vez necesaria. Tienes que creer en ti mismo, y Glen Hansard es un tipo  que dejó el colegio a los catorce años para cantar en la calle. Creo que es el resumen de “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.  

Con “Desde una ventana” dice transmitir un momento sentimentalmente agradable. ¿Es un disco más optimista que el anterior “Mi pequeña historia”?
Sin ninguna duda. “Mi pequeña historia” es un disco intimista, íntimo, introvertido, que tiene que ver con aquellos bares y esas noches de las que te hablaba. Y de repente, nunca mejor dicho, “Desde una ventana” es una oportunidad de luz y de aire. En él entraron amigos como María Rosalén a cantar, Antonio García de Diego a la guitarra... creo que fue la oportunidad de salir de aquella depresión y de aquella noche y dejar que la claridad y la luz entraran. Se nota en la grabación, en el buen rollo que tienes... en la vida diurna. La manera de crear el disco se refleja en las canciones.

Este álbum es más rockero que los anteriores.
Sí, así es. Es canción de autor, pero optimista. Yo creo que es una canción de autor que se sale de la norma. No es un rollo melancólico, triste, depresivo... En mi concierto yo también hago reír y saltar. Hay momentos íntimos con piano, voz y violín, pero también va a haber un momento para que la gente se ponga de pie con el rock. Es importante demostrar que un cantautor es muchas más cosas que un tipo triste y melancólico.

En este disco nos encontramos también con folk. ¿Algún sonido que nos recuerde a la música gallega?
Yo creo que sí, porque en la morriña que tengo es la hostia. A medida que pasan los años tengo más ganas de volver a casa. Cada vez llevo peor cuando se acaban los veranos y las Navidades, que es la temporada en la que puedo volver a casa. Entonces sí. Evidentemente en el concierto va a haber un guiño a Galicia. Es un honor llevar a Galicia en la boca en Perú, Uruguay, Chile, Ecuador y a cada lugar que voy, porque me enorgullezco de ser gallego. Es muy importante para mí que Galicia esté siempre conmigo.

¿Espera una buena acogida del público el día 21 en el Palacio de la Ópera? 
La verdad es que tengo una responsabilidad y unos nervios del carallo porque las entradas están a punto de agotarse, entonces claro, cuando uno va a actuar en su tierra es más responsabilidad, más nerviosismo y más ilusión. Hay gente que me viene a ver que lleva diecisiete años oyéndome en bares, que me oían allí y que ahora vienen con sus hijos. Sé que va a ser distinto. Ya estoy nervioso y falta todavía una semana. Pretendo estar a la altura. l

Comentarios